Elena Salgado y el déficit público

El déficit público cerró el año en 92.227 millones de euros, lo que supone el 9,2% del PIB, una décima mejor de lo estimado en las previsiones oficiales del Gobierno, según los datos avanzados por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, que recoge Europapress.

Estas cifras se han conseguido gracias a la mejor evolución de las cuentas del Estado y a pesar de que el conjunto de las administraciones de la Seguridad Social ha entrado en déficit y más de la mitad de las comunidades han incumplido el objetivo marcado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Según Salgado, los datos demuestran que España ha cumplido el objetivo marcado en 2010 y permiten afrontar el 2011 con la seguridad de que se reducirá el déficit al 6%, tal y como marca el plan de consolidación fiscal presentado a Bruselas.

Aún así, ha resaltado la importancia de no relajarse en los esfuerzos de austeridad y en las reformas estructurales para impulsar el crecimiento. “Estamos en el buen camino”, ha señalado, tras recodar que se han dado “pasos de gigante” en materia de transparencia y que hay que seguir haciéndolo en el futuro.

En este sentido, Salgado ha resaltado la importancia de seguir siendo transparentes y ha avanzado que, a partir de ahora, las comunidades tendrán que presentar sus datos de ejecución cada tres meses y no cada seis como se hacía anteriormente.

Por niveles administrativos, el Estado registró un déficit de 52.798 millones en 2010, el 4,97% del PIB, lo que supone una mejora de casi un punto respecto a la cifra planteada en el programa de estabilidad enviado a Bruselas (5,9%).

El déficit del Estado se ha reducido casi a la mitad en un año por el aumento de ingresos y la reducción del gasto. En concreto, el gasto se contrajo un 6%, mientras que los ingresos no financieros del Estado se incrementaron un 34,2% respecto a 2009 gracias, principalmente, al dinamismo de la recaudación por IVA y al efecto de las medidas normativas (6.140 millones).

Por su parte, las comunidades autónomas cerraron el año con un saldo negativo de 35.997 millones, un 3,39% del PIB, casi tres décimas más de lo previsto en el programa (3,1%). Si no se tienen en cuenta los anticipos a cuenta, el déficit de las comunidades se ha situado en 30.097 millones, el 2,8% frente al 2,4% planteado en el CPFF.

Ocho Comunidades sí cumplen 

En concreto, ocho comunidades ha cumplido cumplen el objetivo con Madrid a la cabeza, seguida de otras como Extremadura, Castilla y León, País Vasco, Cantabria, Galicia, Canarias y Asturias.

Andalucía, por su parte, sólo se ha desviado ligeramente por lo que no tendrá problemas para corregir sus desequilibrios, mientras que otras necesitarán actuaciones más “decididas”, entras las que se encuentran Aragón, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana.

Finalmente, un grupo de territorios han cerrado el ejercicio con desviaciones “considerables” y necesitarán adoptar “con firmeza” medidas que reduzcan sus desequilibrios. Éste es el caso de Cataluña, Baleares, Murcia y Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha, la peor

Salgado ha explicado que la desviación de las comunidades se concentra en este último grupo y ha asegurado que Castilla-La Mancha es la que peor se ha comportado, al arrojar un déficit del 6,47%. Cataluña, por su parte, ha registrado un saldo negativo del 3,86%.

Todas las comunidades que tenían que presentar un plan de reequilibrio ya lo han hecho, aunque el Gobierno no los ha evaluado y ninguna comunidad ha solicitado nuevas emisiones de deuda, por lo que el Ejecutivo no se ha visto obligado a denegar estas peticiones.

La vicepresidenta económica ha asegurado que no existe “preocupación” por la situación de las comunidades porque los datos agregados demuestran que España está cumpliendo en la reducción del déficit. Además, ha avanzado que el próximo CPFF se celebrará a finales de marzo o principios de abril y que en él volverán a tratar este tema.

Las entidades locales, que incluyen los saldos de más de 8.000 administraciones, sumaron, por su parte, un déficit del 0,64%, prácticamente el objetivo previsto (una ligerísima desviación del 0,04%), aunque habrá que esperar para conocer los datos definitivos.

La Seguridad Social, en déficit

Las entidades que integran la Seguridad Social han registrado un déficit de 2.588 millones de euros, el 0,24% del PIB, lo que supone una desviación de 0,4 puntos en comparación con la cifra estimada.

Este balance se explica, principalmente, por la aportación negativa del Servicio Público de Empleo Estatal (-0,29%) y el Fondo de Garantía Salarial (-0,06%), ya que el sistema de Seguridad Social tuvo un superávit de 1.181 millones, el 0,11% del PIB.

Finalmente, la deuda pública se situó en el 46% del PIB en el caso del Estado en el año 2010 y se elevó al 60% al tener en cuenta todas las administraciones, más de dos puntos menos que la última previsión.

Tags: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.