2009, el peor año para la construcción

La construcción se enfrenta a un ejercicio 2009 complicado: el conjunto de la producción en el sector decrecerá entre un 8% y un 11%, según los datos publicados por la Fundación Laboral de la Construcción. La caída será mayor que en 2008, pero se suavizará a partir de 2010.

En la memoria de 2008, la Fundación estima que la vivienda nueva tenderá a caer aún más que en 2008, y la edificación no residencial tendrá que sobrevivir gracias especialmente al impulso público.  La rehabilitación, en su vertiente pública, dependerá en gran medida de los planes de ayuda del Gobierno, sobre todo del Fondo de Inversión Local, que mostrará sus efectos en la producción y el empleo durante el año; en su vertiente privada se mantendrá la caída, siendo mayor que la de 2008. Y la obra pública puede mantener aún un comportamiento positivo, aunque en las hipótesis más fiables este crecimiento sería cercano a cero.

En la actual situación, muy cambiante por la propia dinámica de la crisis y nuestra dependencia de otras economías, es muy aventurado prever con rigor la evolución de la actividad, explica el informe. Pero puede adelantarse que el conjunto de la producción en construcción decrecerá en 2009 en una horquilla de entre un -8% y un -11%, esperándose no obstante que durante el año maduren proyectos que permitan una suavización de la desaceleración para 2010 y siguientes. También puede aventurarse que las tasas de evolución del empleo en el sector, aunque durante los próximos meses se mantendrán negativas, serán menores.

En cuanto a edificación residencial, el número de viviendas visadas de nueva construcción retrocedió en 2008 a niveles de 1995, situándose en 263.000 unidades, un 60% menos que en el ejercicio anterior, mientras que el número de viviendas terminadas en el ejercicio fue de 615.000 unidades, con un descenso del 4% respecto a 2007. Esta cifra, aparentemente muy elevada, se debe a que durante 2008 era menos gravoso para el promotor acabar obras en curso que paralizarlas y, por tanto, previsiblemente este indicador tendrá caídas más acusadas en el año 2009. En lo que se refiere a la  edificación no residencial, los visados de obras experimentaron una caída del 30%.

En cuanto a rehabilitación y mantenimiento de edificios, puede apuntarse que los presupuestos de ejecución de visados de ampliación y reforma descendieron un 3% en términos nominales. Y en obra civil se refiere, su principal indicador, la licitación pública en su conjunto, fue superior en apenas un 1% en términos corrientes a la del ejercicio anterior. Hay que tener en cuenta, a efectos del cómputo de la inversión pública total en infraestructuras por parte de las tres administraciones, que el 12% de esa licitación, unos 5.000 millones de euros, correspondió a concesiones de infraestructuras de todo tipo, es decir, sin coste –al menos inicial- para el erario público.

La edificación residencial será de nuevo el subsector que más restringirá la actividad, pudiendo caer entre un 20% y un 25% si no hay una recuperación de la demanda durante el ejercicio, lo que no parece probable con los datos disponibles a la fecha. La edificación no residencial acelerará el descenso observado este año, pudiendo caer entre un 8% y un 12%, y la rehabilitación y mantenimiento de edificios será –de los tres subsectores de edificación- el que menor caída tendrá; aun así puede descender la producción asociada a esta actividad entre el 7% y el 10%. Sólo pueden esperarse crecimientos, aunque bastante moderados, en la obra civil, por el impulso de la realización de la licitación pública del año anterior, el efecto ya mencionado de planes específicos de las entidades públicas y el posible aumento de la apelación a sistemas de financiación no presupuestarios o mixtos.

Más información: Fundación Laboral de la Construcción

Tags: , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.