2010, el stock de vivienda comienza a reducirse

Según el Servicio de Estudios Económicos del BBVA, el sector inmobiliario, que hasta 2009 acumulaba un enorme desequilibrio en cantidades, comenzará a reducir el stock de vivienda sin vender. Son conclusiones del informe ‘Escenario 2010: los desequilibrios se corrigen, pero los ajustes continúan’, en el que se transmite una visión más halagüeña de la realidad economica: “En 2010 se producirá una mejoría relativa significativa de la economía española respecto a 2009, aunque la actividad económica todavía volverá a contraerse (-0,8%) y la tasa de paro alcanzará el 19% de la población activa. A finales de 2010 la economía española podría iniciar un proceso de crecimiento más sostenido y de creación de empleo.

En cuanto al sector inmobiliario, el informe señala que hasta 2009 se acumulaba un enorme desequilibrio en cantidades, pero este año se comenzará a reducir el stock de vivienda sin vender. “La oferta nueva de vivienda se ha ajustado intensamente, por lo que incluso ante una demanda débil, es previsible que en el momento actual ya hayan dejado de acumularse inventarios”.

Además, apunta el estudio, el conjunto de medidas fiscales adoptadas para 2010 relacionadas con la vivienda (singularmente la subida del IVA en el mes de julio, y la eliminación de la deducción a la compra de vivienda habitual para 2011) podrían adelantar compra a 2010 y acelerar el proceso. Lo mismo cabe decir de la mejora en la accesibilidad que se ha observado como resultado de la reducción de tipos de interés y las caídas en el precio, que en algunos casos han sido muy significativas, en un mercado tan heterogéneo como el de la vivienda. A pesar de esta recuperación de la demanda, los bajos niveles actuales de visados hacen prever una baja actividad promotora y una caída de la inversión en vivienda frente a la de 2009 en el entorno del 15%.

Salida de la crisis
La corrección de los desequilibrios existentes determinará el momento y la velocidad de salida de la crisis -señala el BBVA-, especialmente los referidos al desapalancamiento de las familias, la consolidación fiscal y la reestructuración del sistema financiero.

La apertura del debate sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones y el ajuste propuesto para alcanzar el objetivo de estabilidad presupuestaria van en la dirección correcta. Aún así, es necesario avanzar en otras reformas estructurales complementarias e importantes que reducirían significativamente el coste de la consolidación fiscal, como la reforma laboral. Además, es imprescindible agilizar la reestructuración del sector financiero. Todo ello aumentaría la confianza en la economía española por parte de los mercados internacionales y aceleraría la salida de la crisis.

Tags: , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.