BBVA: el stock de vivienda comienza a absorberse este año

La eliminación de la deducción por compra de vivienda, la corrección de precios y el mantenimiento de las condiciones de financiación impulsarán el inicio de la absorción del stock de vivienda sin vender en 2010. Así consta en el informe “Situación España”, de junio de 2010, elaborado por el Servicio de Estudios del BBVA que añade que no será necesario acabar con todo el stock de vivienda nueva sin vender para observar una recuperación de la inversión en el sector, sino sólo de unas 700.000 viviendas.

El informe señala que tras casi tres años deprimida, la demanda residencial repuntó en el último trimestre de 2009, según los datos de transacciones de viviendas publicados por el Ministerio de Vivienda. Así, buena parte de la demanda que habría permanecido a la espera de una mejora de las expectativas sobre la economía y de las condiciones de financiación ha comenzado a regresar al mercado. Una tendencia con la que se espera seguir contando en 2010 y no sólo porque las condiciones de financiación van a seguir siendo atractivas.

Por ejemplo, dice el BBVA, este será el último año en el que los compradores con una renta superior a los 24.000 euros brutos anuales podrán beneficiarse de la deducción por compra de vivienda, lo que previsiblemente acelerará la adquisición de aquellos que se mantienen dubitativos: teniendo en cuenta una hipoteca media, la eliminación de la deducción será equivalente a un incremento ex-ante del precio de la vivienda de entre el 6 y el 16%3.

Además, aunque hasta la fecha el precio de la vivienda ha caído más de un 11% desde su nivel máximo, a lo largo del presente año se seguirá asistiendo a nuevos recortes, probablemente menos intensos que en 2009, pero que, en cualquier caso, supondrán una mejora de las ratios de accesibilidad.

Todo lo anterior implicará, señala el informe, que el stock de vivienda sin vender comience a absorberse a lo largo del presente año. Este proceso vendrá caracterizado por un drenaje desigual desde un punto de vista territorial, dependiendo de las condiciones particulares y de la situación de la vivienda en cuestión. Aquí, hay que recordar que no será necesario acabar con todo el stock de vivienda nueva sin vender para observar una recuperación de la inversión en el sector, sino sólo de unas 700.000 viviendas, ya que se necesita un nivel de inventarios para que el sector opere adecuadamente y porque, dada la enorme heterogeneidad existente por tipología y ubicación, una parte de las viviendas construidas se encuentran en zonas que no constituyen un presión de oferta sobre el resto del mercado. Más aún, cuando se toman en cuenta los fundamentales del mercado (creación de hogares, inmigración, demografía) la demanda potencial de vivienda por año se sitúa en torno a las 350 mil viviendas para los próximos años.

Tags: , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.