El PIB cae dos décimas por debajo de lo estimado

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha actualizado la serie contable del PIB de los años 2009-2012 y ha elevado en dos décimas la contracción de la economía el año pasado, hasta el -1,6%, al tiempo que ha rebajado tres décimas el crecimiento estimado en 2011, hasta el 0,1%.

En cuanto al año 2010, el INE ha reducido una décima la contracción del PIB estimada inicialmente, hasta el -0,2%. En cambio ha elevado una décima la caída de la economía del año 2009, hasta el -3,8%.

Las revisiones realizadas han tenido su origen en la incorporación de fuentes estadísticas de carácter estructural para años en los que no se disponía de tal información, como la Encuesta Industrial Anual de Empresas o la Encuesta Anual de Servicios, entre otros.

Asimismo, se explica por la incorporación de datos definitivos en aquellas operaciones que se habían estimado anteriormente con datos provisionales o de avance, como las cuentas de las administraciones públicas o la balanza de pagos, entre otros.

En cualquier caso, los nuevos datos anuales se incorporarán al proceso de estimación de la Contabilidad Nacional trimestral para actualizar consecuentemente la serie contable trimestral completa, que se publicará hoy.

Como resultado de las revisiones realizadas, las aportaciones de la demanda nacional varían del -6,64% al -6,73% en el año 2009; del -0,64% al -0,59% en el año 2010; del -1,92% al -2,07% en 2011 y del -3,89% al -4,11% en 2012.

Por su parte, la cifras de la aportación de la demanda externa al crecimiento cambian del 0,32% al 0,39% en 2010 y del 2,33% al 2,12% en 2011. En 2009 y 2012 se mantienen estables.

De la misma forma, también se han actualizado las estimaciones de empleo teniendo en cuenta las series de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicadas. Así, la caída del empleo pasa del 6,25% estimado inicialmente en 2009 al 6,22%; del 2,55% al 2,32% en 2010; del 1,70% al 2,23% en 2011 y del 4,45% al 4,78% el año pasado.

Como consecuencia de las revisiones de las cifras de empleo, varió la cifra de productividad de cada ejercicio, que pasa del 2,67% al 2,54% en 2009; del 2,29% al 2,17% en 2010; del 2,15% al 2,33% en 2011 y del 3,17% al 3,30% en 2012.

Más contracción y menos exportaciones en 2012

Al analizar sólo el año 2012, se observa que la caída se ha elevado dos décimas como consecuencia de la menor aportación de la demanda nacional, ya que la contribución al crecimiento agregado de la demanda externa se ha mantenido (2,5 puntos).

Aún así, la demanda externa se ha visto modificada por la inclusión de los datos definitivos del comercio exterior de bienes de 2011 y de las nuevas estimaciones de la balanza de pagos de 2011 y 2012. Así, el crecimiento real de las exportaciones en 2012 se ha revisado a la baja en un punto (del 3,1% al 2,1%) mientras que el descenso de las importaciones se ha incrementado en  siete décimas (del -5,0% al -5,7%).

Por lo que se refiere a la demanda nacional, el crecimiento del gasto en consumo final se ha revisado a la baja (del -2,5% al -3,3%) mientras que la revisión de la formación bruta de capital ha sido al alza (del -8,7% al -6,9%). Ambas revisiones han supuesto que la aportación de la demanda nacional se reduzca en dos décimas, de -3,9% a -4,1%.

Cae más el consumo

La reducción del gasto en consumo de los hogares e ISFLSH en 2012 ha sido mayor de la que se estimó en el mes de febrero pasado, siendo del -2,8% en lugar del -2,1%. Asimismo, el descenso del gasto de las administraciones públicas fue mayor que el inicialmente estimado (-4,8% en lugar del -3,7%).

La revisión al alza de la inversión se ha producido principalmente por la estimación de un menor decrecimiento en los activos fijos materiales (-7,8% en lugar de -10,0%), debido tanto a los activos de construcción como a los bienes de equipo y activos fijos cultivados. El crecimiento de la inversión en activos fijos inmateriales también se ha revisado ligeramente al alza (de 2,6% a 2,9%).

En términos nominales, la tasa de variación del PIB de 2012 se ha revisado cuatro décimas a la baja (del -1,3% al -1,7%). El valor estimado del PIB para este año es, por tanto, de 1.029.002 millones de euros. Como consecuencia de la actualización del Producto Interior Bruto real y nominal en el año 2012, el deflactor implícito del PIB disminuye una décima con respecto al inicialmente estimado en febrero (del 0,1% al -0,0%).

Finalmente, del análisis de las cuentas revisadas del sector Resto del Mundo para el año 2012 se obtiene, por un lado, que la Renta Nacional Bruta de España asciende a 1.017.022 millones de euros en dicho año y, por otro, que la economía española presenta una necesidad de financiación frente al resto del mundo de 5.878 millones, lo que supone un 0,6% del PIB.

¿Influirá en el déficit?

La revisión al alza de la caída del PIB en el año pasado podría suponer un incremento del déficit público registrado al cierre del ejercicio, pero fuentes del Ministerio de Economía han explicado a Europa Press que también se han revisado otras variables que reducen el saldo negativo de las administraciones en 2012.

En concreto, las fuentes han resaltado el gasto en consumo final de las administraciones públicas, que se contrajo un 4,8% y no un 3,7% como se dijo inicialmente. Esta mayor caída del gasto implicaría una reducción mayor de déficit que podría compensar el efecto de la revisión a la baja del PIB. Además, falta por conocer la cifra definitiva de ingresos, que también podría tener cierta incidencia positiva en la cifra final de déficit.

En cualquier caso, los datos finales de déficit se enviarán a Bruselas en el mes de septiembre, como se hace habitualmente tras incorporar los últimos datos que influyen en esta variable.

Tags: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.