El título universitario vale menos en España

Las diferencias salariales entre quienes poseen una educación superior y el resto de trabajadores son mucho más reducidas en nuestro país que en el resto del mundo, pese a que el porcentaje de titulados es similar al de los demás países desarrollados. Así lo refleja el informe Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE 2009, que se ha dado a conocer este martes.

En los países de la OCDE, la media salarial de un titulado en educación terciaria (universitaria y ciclos formativos de grado superior) es un 51% superior al de un graduado en la segunda etapa de Secundaria, mientras que la distancia en España es de un escaso 32%. Asimismo, la diferencia entre el sueldo de un universitario y quien ha alcanzado la primera etapa de Secundaria, o un nivel inferior, es de un 73% en el conjunto de la OCDE, pero sólo de un 47% en España.

Visto desde el punto de vista de los graduados en la primera etapa de Secundaria, éstos ingresan de media un 22% menos que los titulados en la segunda etapa, y un 29% menos que los que han finalizado estudios de pos secundaria, pero sin llegar a la universidad. De nuevo, en España las diferencias se acortan: quedan establecidas en un 15 y un 4% de media. La excepción española es todavía más significativa al observar los salarios en países como Italia, Reino Unido, Estados Unidos o Portugal, donde los estudios marcan una diferencia aún mayor que en la media de la OCDE.

Quizá por ello, el porcentaje de universitarios ha disminuido del 47 al 41% entre 2001 y 2007, aunque el número de graduados ha pasado del 30 al 32%. Paralelamente al descenso en las matriculaciones universitarias se ha incrementado el ingreso en estudios de formación profesional de grado superior, pasando del 19% al 21%. El número de estos graduados supera a la media de la OCDE (9%) y de la Unión Europea (8,5%), ya que en España se sitúa en el 14%.

Lejos del objetivo educativo europeo 2010

No sucede lo mismo con los estudios de formación profesional de grado medio. En España es notablemente inferior la proporción de matriculados en estos estudios, un 43,45%, frente a la media de la UE, un 53,3%, y de la OCDE, un 47,7%. Y es que el 39% de los jóvenes españoles se gradúan en programas de formación profesional, mientras en la OCDE dicho porcentaje es del 45% y en la UE asciende al 51%.

Otra gran diferencia entre España y la OCDE se encuentra en el porcentaje de alumnos que ha obtenido un título en la segunda etapa de la educación secundaria. En 2007 fue del 74%, mientras que en la OCDE se eleva al 83%, y en la UE al 86%. Esto aleja 11 puntos a España del objetivo europeo 2010, que pretende incrementar el porcentaje de población de 20 a 24 años que al menos ha alcanzado este nivel educativo hasta el 85%. De hecho, en España, el 49% de los que tienen entre 25 y 64 años sólo tiene educación primaria o de la primera etapa de secundaria. Y el 35% de los jóvenes no tiene el Bachillerato o un título de formación profesional, lo que nos separa 15 puntos de  la media europea.

Tags: , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.