En plena crisis nadie compra sobre plano

La escalada de empresas de construcción y promotoras que han acabado quebrando o en suspensión de pagos se ha transformado en una desconfianza total hacia las nuevas promociones y viviendas sobre plano.

Y es que el cliente ya no se fía. La crisis  ha dejado a familias enteras con viviendas casi pagadas que, finalmente, no se han llegado a construir. Muchos compradores que debían estar disfrutando de su piso han sido víctimas de la mala gestión o de la falta de previsión de algunas inmobiliarias y se encuentran ante el desolador panorama de no haber recibido la vivienda por la que, en su momento, desembolsaron un dinero, sin expectativas de que la casa se construya y con la duda de si realmente podrán recuperar las cantidades adelantadas.

Hija de la especulación
Durante muchos años, adquirir un inmueble sobre plano ha supuesto grandes ventajas para el consumidor. Hubo un tiempo en el que la vivienda se revalorizaba de tal manera que muchos inversores obtenían ingentes cantidades de dinero pagando sobre plano y vendiendo el piso poco antes de la entrega de las llaves. Para el que compraba con objeto de quedarse con la vivienda, además de que el desembolso era menor, le  permitía un pago más cómodo de la vivienda, mediante un adelanto inicial y varios plazos que se establecen durante la construcción. Ahora bien, uno de los riesgos que se asumía con esta práctica era el de contratar con una promotora que, por una gestión deficiente o por mala fe, se quedase con el dinero y no llegase a construir la vivienda, algo que hemos visto se ha producido con frecuencia en los últimos meses. Ahora los expertos llevan meses aconsejando que no se invierta en viviendas sobre plano, entre otros motivos porque ya no se da la revalorización -incluso puede perderse dinero por la bajada del precio de los pisos- y porque las promotoras, que durante años se han beneficiado de la burbuja inmobiliaria, no saben dar respuesta de manera diligente. En cualquier caso, según informan desde Consumer, quien haya realizado pagos para comprar una vivienda y se encuentre ahora con que el inmueble aún no ha sido construido, todavía está a tiempo de recuperar, con intereses, las cantidades adelantadas, además de cobrar una indemnización por el retraso y por los gastos que le genere el incumplimiento del contrato. En total, los compradores tienen derecho a la devolución del dinero adelantado más un 6% de interés.

Más información:
Consumer

Tags: , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.