España prevé que en 2014 se haya absorbido el excedente de viviendas

Así lo ha afirmado la secretaria de Estado de la Vivienda, Beatriz Corredor, tras presentar en Fráncfort la evolución del mercado inmobiliario español a inversores e intermediarios. Corredor explicó que “coexiste un porcentaje de “stock” elevado, donde queda mucha vivienda disponible vacacional, con una situación de escasez de viviendas destinadas a primera residencia de familias”.

Se observa la falta de oferta en algunas poblaciones importantes, donde las familias han absorbido este excedente de primera residencia y es necesario reactivar nuevas promociones de vivienda para atender la demanda, según la secretaria de Estado de Vivienda.

El Ministerio de Fomento español inició a comienzos de mes una ronda informativa y ha presentado ya la evolución de la situación actual del sector inmobiliario español en Londres, Amsterdam, París y Fráncfort y en las próximas semanas lo hará en Moscú y Estocolmo.“Creemos que es un buen momento para invertir en el sector inmobiliario español porque hay un importante descenso de precios, porque hay un amplio parque de viviendas disponibles de buena calidad, sobre todo en la costa, y por las ventajas que tiene España como destino competitivo turístico”, dijo Corredor.

El 60 % del excedente de viviendas vacías sin vender se concentra en las provincias del litoral español, según cifras de Fomento.

Alemania, entre los principales inversores

Corredor destacó que España recibió 8,8 millones de turistas alemanes en 2010, que representan el 16,7 % del total y de los cuales casi un 7 % posee una vivienda en el país.

Alemania es uno de los países europeos con mayor inversión en España en 2010, con un 43 % de la compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia. Los alemanes representaron en 2010 el 7,73 % del total de las compras de viviendas realizadas por parte de extranjeros, por detrás de británicos y franceses.

La secretaria de Estado de la Vivienda explicó que se ha producido una fuerte caída de los precios de la vivienda en España, que llega al 20 % en términos reales en los principales destinos turísticos, sobre todo en la costa, desde los máximos alcanzados en el primer trimestre de 2008.

La caída media del precio de la vivienda en este periodo ha sido del 22,2 % en Málaga, pero llega el 40 % en Marbella, y del 21,6 % en Murcia, por ejemplo. Cataluña, Valencia y Andalucía acumulan el 50 % de la caída de los precios de la vivienda.

Corredor añadió que en 2010 comenzó a reducirse por primera vez en cinco años el excedente de viviendas sin vender, sobre todo en la costa ya que la tercera parte del parque de viviendas es de uso vacacional. Más de la mitad de las viviendas nuevas sin vender se concentra en las provincias de la costa y en las Islas Baleares y Canarias.

Corredor ofreció también a inversores, intermediarios y a los medios de comunicación información necesaria para “conocer las circunstancias físicas, jurídicas y administrativas de la vivienda”.

Inmobiliarias: “los buenos pisos ya los hemos vendido”

Sin embargo, según ha afirmado el consejero delegado de la inmobiliaria Quabit, Alberto Quemada, durante la última sesión del Foro Medcap de pequeñas y medianas compañías cotizadas el pasado martes en la Bolsa de Madrid, ”ese tiempo ya ha pasado. Los buenos pisos a buenos precios ya los hemos vendido”.

“Los precios crecerán en torno al IPC” advirtió Quemada, para quien no hay duda de que el sector ya ha tocado fondo. “Es difícil que estemos en niveles más bajos, difícil que se construyan menos casas que las que ya se están construyendo”, dijo el máximo responsable de Quabit.

Como cada vez se construye menos, las inmobiliarias tienen que tirar de un “stock” que el experto cifró en 680.000 viviendas “terminadas con intención de venta”. Y explicó que en quince provincias españolas ya se están viendo incrementos de los precios. ¿Cuál es el problema? Para Quemada, los males se resumen en la falta de confianza de los compradores, “porque la casa es una inversión y la gente necesita saber que va a tener trabajo” y en la financiación bancaria, “que sigue bloqueada”.

Por ambas razones, Quemada pronosticó un mal año 2011 para las inmobiliarias y confió en que la situación comience a desbloquearse en el próximo ejercicio. Y consideró que el futuro pasa por “empezar a desarrollar otra vez nuestros suelos, activos y promociones”. Para los bancos, el principal problema se plantea en qué hacer con el suelo. Por eso, Quemada indicó que algunas entidades ya están montando equipos para gestionarlo y no descartó posibles fusiones de las inmobiliarias de las entidades financieras con la que ya operan en el mercado.

Tags: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.