IU quiere del banco malo, un banco social que fomente el alquiler

El portavoz parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA, José Luis Centella, trasladará al Pleno del Congreso una propuesta de transformar el “banco malo”, creado por el Gobierno de Mariano Rajoy para salvar al sector financiero, en un banco social.

Centella ha explicado en un comunicado que su grupo pretende con esta iniciativa que los inmuebles y otros activos que vayan al “banco malo” sirvan para crear un “stock” de viviendas de alquiler público “barato”. Critica la “injusticia” de que el Gobierno “asuma las pérdidas de la banca comprando con dinero público sus casas con problemas”.

Centella tacha de “injusto” que el mismo Gobierno del PP que aumenta el sufrimiento de millones de personas subiendo el IVA, bajando la percepción por desempleo o dificultando aún más el acceso a la Sanidad o la Educación, les haga ahora asumir las pérdidas de la banca.

“Un Ejecutivo que se precie de preocuparse prioritariamente por sus ciudadanos no puede actuar como un simple especulador que adquiere ahora viviendas para venderlas más adelante. La demanda de vivienda en condiciones asequibles, especialmente entre los jóvenes, es ya hoy uno de los principales problemas del país”, apunta el parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA.

Centella destaca que el impulso al “banco malo” premia a los “culpables” de la crisis y, en este caso, a quien creó y desarrolló la mayor burbuja inmobiliaria en España. A su parecer, el “banco malo” supone un nuevo incumplimiento de los compromisos de Rajoy, que vuelve a hacer lo contrario de lo que dijo. “El colmo del absurdo es que diga que no los españoles no van a poner un euro”, dice.

Por este motivo, el grupo parlamentario registrará también la comparecencia urgente del presidente en el Congreso para que se deje de ocultar tras los bloqueos de su grupo parlamentario y dé explicaciones sobre los motivos que le han llevado a desdecirse de nuevo.

PSOE: en contra de socializar las pérdidas de la burbuja inmobiliaria

Por su parte, el PSOE ha mostrado su oposición a la decisión del Gobierno de crear el llamado ‘banco malo’ porque puede convertirse en un modo de “socializar las pérdidas de la burbuja inmobiliaria”. Una denuncia que han hecho su secretaria de Política Económica de esta formación, Inmaculada Rodríguez-Piñero y el portavoz socialista de Economía en el Congreso, Valeriano Gómez.

Piñero ha destacado que se trata de una medida que el Ejecutivo “había negado que fuera a llevar a cabo” y ha llamado la atención sobre el hecho de que no se hayan dado “garantías” de que esta operación “no vaya a costar dinero a los contribuyentes”, como se ha aclarado desde el Gobierno. No obstante, ha manifestado que el Ejecutivo debería plantear un compromiso “formal, explícito y público” para debatir esta cuestión.

La dirección del PSOE rechazó este viernes la reforma financiera aprobada por el Gobierno por entender que el “banco malo” servirá para “socializar las pérdidas” generadas por la burbuja inmobiliaria sin garantía alguna de que no sean costeadas por los contribuyentes.

La secretaria de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, y el portavoz del área en el Congreso de los Diputados, Valeriano Gómez, expusieron en rueda de prensa la posición de los socialistas ante el decreto aprobado por el Consejo de Ministros.

Frente a las dos anteriores reformas financieras impulsadas por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, el PSOE cree que este decreto se aprueba “al dictado de Bruselas” y bajo la tutela de la Comisión, el BCE y el FMI, lo cual significa que el Gobierno “ha perdido toda la soberanía en política monetaria y financiera”.

Denuncian además la “falta de cultura democrática” del Gobierno al no haber informado a los grupos parlamentarios del contenido de la reforma financiera “de mayor calado” aprobada en España.

El PSOE se opone de forma “clara, firme y contundente” a la creación de un “banco malo” que gestione los activos tóxicos de las entidades financieras, por entender que sólo servirá para “socializar las pérdidas” generadas por la burbuja inmobiliaria, porque no ven garantía alguna de que no haya coste para el contribuyente.

De hecho, aunque la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que no costará “ni un euro” al contribuyente, Rodríguez Piñero subrayó que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, hablaba de “minimizar” ese coste. Eso, junto al hecho de que el propio ministro rechazaba meses atrás la creación de lo que ahora se ha aprobado, elimina la confianza del PSOE en que se cumpla ese objetivo de cero coste para las arcas públicas.

Los socialistas creen evidente que ese “banco malo” será en la práctica la principal sociedad inmobiliaria del país, y su gestión influirá en los precios de las viviendas, que si bajan en exceso podrían generar un problema de morosidad aún mayor del que se pretende solucionar, por parte de las familias que vean reducido el valor de su casa por debajo del importe de hipoteca que les queda por pagar.

En ese mismo sentido, la dirigente socialista subrayó sus dudas sobre los criterios para valorar los activos que las entidades deberán transferir a ese “banco malo”, porque cuanto menor sea ese valor más fácil será venderlos después sin coste para los contribuyentes, pero más incrementarán las necesidades de recapitalización de las entidades.

Además, Valeriano Gómez subrayó que en este decreto el Gobierno no resuelve el problema de los cientos de miles de pequeños ahorradores atrapados con las participaciones preferentes de las entidades intervenidas por el Frob, ni el de las familias endeudadas que ven peligrar su vivienda por impago de la hipoteca.

Los socialistas reiteran la necesidad de seguir luchando pare evitar pedir un nuevo rescate porque España “no lo merece” y porque la experiencia indica que ninguno de los países anteriormente rescatados está resolviendo sus problemas, sino que más bien están padeciendo mayores recortes y mayor recesión.

Tags: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.