Las cooperativas fraudulentas proliferan con la crisis

El presidente de la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España (CONCOVI), Alfonso Vázquez Fraile, ha alertado del “cooperativismo ficticio” que está proliferando como consecuencia de la crisis del sector inmobiliario.

En una entrevista con EFE, recogida por Finanzas.com, Vázquez explicó que en un entorno económico difícil muchas promotoras y constructoras han optado por crear cooperativas para sacar adelante proyectos de obras que están paralizados por falta de financiación, buscando socios a través de la publicidad en medios de comunicación.

No obstante, afirmó que algunas de ellas no respetan los principios cooperativos, ya que ni informan a los socios ni les reúnen en asamblea general, que es el órgano en el que se toman las decisiones dentro de una cooperativa, cuyos miembros son promotores y usuarios de la vivienda al mismo tiempo.

Ante el descubrimiento de falsas cooperativas, CONCOVI trata primero de ponerse en contacto con ellas para que rectifiquen y, en caso contrario, recurren a la vía judicial, porque la administrativa (inspección de trabajo) no suele dar resultado, según Vázquez.

En época de crisis, las cooperativas tienen además mayores posibilidades de comprar suelo para promover sus viviendas, porque las dificultades financieras obligan a los propietarios de terrenos a sacarlos al mercado a precios más competitivos, mientras que en los años del “boom” inmobiliario estaban tan caros que resultaba imposible adquirirlos.

A juicio de Vázquez, este es un buen momento para el desarrollo de viviendas cooperativas, ya que el 60 por ciento de los potenciales compradores son demanda insatisfecha que sólo puede optar por una vivienda social.

Sin embargo, el presidente de CONCOVI señaló que el principal inconveniente del modelo cooperativista es que desde que se compra el suelo hasta que se entrega la vivienda puede pasar hasta una década, lo que achacó a la demora que sufren los desarrollos urbanísticos como consecuencia de la descoordinación entre la administración estatal, autonómica y municipal.

Para que no te engañen…
Si te decides a comparar vivienda por este medio, Vivienda Joven te ofrece toda la información necesaria y pautas que te ayudan a decidir.

La Cooperativa de vivienda es una sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión, con el fin de construir viviendas para sus socios. Tiene carácter social y una estructura y funcionamiento democrático. La Cooperativa tiene personalidad jurídica propia desde el momento en el que se inscribe en el Registro de Sociedades Cooperativas.
 
Es una de las vías, en principio, menos costosas para adquirir una vivienda, pues en este caso los socios son autopromotores, por lo que se ahorran el beneficio empresarial que le correspondería a cualquier otro promotor. Las cooperativas adquieren terrenos, gestionan todo el proceso de construcción (licencias, impuestos), establecen el coste aproximado de la vivienda y anejos y desarrollan el programa de financiación estableciendo los plazos de ejecución. Se encargan también de negociar la concesión de préstamo con la entidad financiera. Pueden incluso aportar directa y personalmente el trabajo de sus socios.

Antes de incorporarte a la Cooperativa debes tener en cuenta las siguientes indicaciones:
• Cuantía de la aportación que es necesario efectuar al capital social de la cooperativa. Oscila entre 30,05 € y 300,51 €. En el caso de que te des de baja como socio, estas cantidades te serán reembolsadas.
• Cuota de ingreso y /o cuotas periódicas: Se destinan a abonar los gastos de actuación de la cooperativa y los servicios que ésta realiza en las primeras etapas de su funcionamiento (constitución, administración, mantenimiento etc.). Estas cuotas no son reembolsables y tampoco pasan a formar parte del capital social.
• Comprobar los datos que sobre la cooperativa figuran inscritos en el Registro de Cooperativas de viviendas.
En cuanto a la promoción de la vivienda, es importante que prestes atención a las cuestiones relacionadas con la titularidad de los terrenos, los planes de edificación, el coste aproximado de la vivienda y anejos, el programa de financiación, el plazo de ejecución y las condiciones de transmisión de la vivienda o vinculación de la misma a limitaciones si está sujeta a algún régimen de protección.

Ventajas e inconvenientes de las cooperativas
Ventajas
• Menor coste Su gran ventaja consiste en que, si se realiza una buena gestión, el precio final de la vivienda suele ser menor que si se acude al mercado libre, pues suelen  onstruirse sometidas a algún régimen de protección jurídica, lo que permite que la Administración abarate los costes. Al mismo tiempo, no hay que abonar los beneficios que otro promotor obtendría.
• Pagos cómodos. Por lo general, los pagos suelen ser más asequibles que cuando se compra una casa de forma directa. Después se entrega la cantidad necesaria para que la cooperativa adquiera el terreno, si es que éste es en compra, ya que en determinadas actuaciones, la Administración puede ceder el terreno. Más tarde se dan cantidades periódicas, que junto al préstamo hipotecario sirven para pagar la construcción, dirección facultativa, gestión, etc.
• Responsabilidad Limitada. Otra ventaja es que la responsabilidad de los socios, normalmente, está limitada a las aportaciones de dinero realizadas a la cooperativa, a no ser que los estatutos establezcan otra cosa.
• Puedes darte de baja en cualquier momento, salvo que los estatutos de la cooperativa indiquen otra cosa.
Inconvenientes
• La vivienda se adquiere sobre plano, con lo que puede ocurrir que no se construya en los plazos previstos o que no se finalice.
• Como socio deberás hacer un mayor seguimiento de la construcción y participar en los órganos sociales de la cooperativa, aunque esto puede ser concebido como ventaja.
• El coste final de la construcción no está cerrado de antemano, sino que los socios deben pagar el coste real de las viviendas.

Tags: , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.