Los bancos no quieren más pisos

Los bancos están informando de forma privada a las inmobiliarias de que no están dispuestos a asumir más carteras de inmuebles en pago de deuda, lo que significa vender como sea con descuentos reales.

Y es que las entidades financieras prevén en los próximos meses un incremento de las suspensiones de pagos procedentes de otros sectores empresariales, que se traducirá en un crecimiento de impagados. El aumento del paro se va a sentir con más virulencia en los créditos dudosos, lo que repercutirá a su vez en la tasa de morosidad y en la solvencia, algo que la banca española teme por su repercusión internacional.

El FMI declaró hace unos días que los bancos españoles necesitarían captar 3.200 millones de euros adicionales para fondos propios, y así sortear la crisis. El diagnóstico se hizo tras realizar un test de estrés a las 53 principales entidades financieras (ocho bancos, cuarenta cajas de ahorro y cinco cooperativas). Los cálculos se apoyaban en el análisis de los préstamos de dudoso cobro de los bancos y cajas y en cómo pueden verse afectados estos créditos -hipotecas, créditos a los promotores y otros préstamos- si se cumplen determinadas hipótesis como una caída nominal de los precios de la vivienda del 16% a finales de 2009, tasa de paro del 15%, inflación ligeramente por debajo del 2% y mismo volumen de deuda del sector privado en relación al PIB.

Sobre Europa, sin contar la banca británica, el FMI asegura que las entidades necesitan entre 375.000 y 725.000 millones de euros de capital adicional “no sólo para compensar pérdidas, sino para lograr el índice más estricto de apalancamiento y el mayor nivel de capitalización que exigen en este momento los mercados en vista de la incertidumbre que rodea las valoraciones de activos y la calidad del capital”.

En España, la morosidad de los créditos concedidos a empresas y particulares alcanzó el 4,12% en febrero, su nivel máximo desde enero de 1997. El volumen total de créditos dudosos de cobro del sistema asciende a 77.653 millones de euros en febrero, lo que significa que se ha multiplicado por cuatro en apenas un año, tras pasar del 1,05% (20.116 millones de euros) al citado 4,12%, y eso que no recoge la morosidad de los establecimientos financieros de crédito (ECF), con tasa de impagos muy elevada.

En este contexto, las entidades no creen que se pueda asumir más cartera de activos inmobiliarios para su venta, puesto que, aunque en menor medida que si estuviera en balance como deuda, no deja de suponer un quebradero de cabeza para la gestión del día a día. Los expertos del sector prevén que la morosidad continúe aumentando en 2009, un año en el que podría llegar hasta el 9%.

Las advertencias no son oficiales, pero coinciden en el tiempo, y no es casualidad, con una reactivación de las campañas de comercialización con descuento por parte de diversas empresas, y con el mensaje insistente del sector de que los descuentos en las ventas ya superan el 20%. A esto hay que sumar la sorprendente petición por parte de la patronal hacia el Ejecutivo. Su presidente, José Manuel Galindo, ha propuesto sin éxito la compra por parte del Gobierno de paquetes procedentes del stock de casas en venta, a las que el Estado daría “un uso social”, vía alquiler, y subvencionadas, con el fin de hacerlo atractivo a la banca.

Más inforación: El País

Tags: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.