Los incentivos para mantener activos inmobiliarios paralizan el mercado

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s aprecia “pocos signos de recuperación” en el mercado inmobiliario español y pronostica que la corrección observada en los precios continuará a lo largo del próximo año, lo que, junto a las dificultades que atraviesa el sector financiero, afecta negativamente a la evolución del mercado español de titulizaciones hipotecarias.

“El mercado inmobiliario muestra pocos signos de recuperación y continúa muy expuesto a un exceso de suministro de viviendas, sin vender en contraste con una demanda menguante”, señala la agencia en un informe sobre la evolución de las titulizaciones hipotecarias españolas en el tercer trimestre. “Los precios inmobiliarios todavía están bajando y esperamos que la corrección de precios continúe en 2012″, añade.

Asimismo, la calificadora de riesgos apunta que las ventas de nuevas viviendas en España se ven dificultadas además por la escasez de oferta en el mercado ante “los incentivos con los que cuentan sus propietarios (promotores y entidades financieras) para mantenerlas en sus balancesa la espera de una hipotética mejora en los mercados, en vez de asumir pérdidas significativas en el corto plazo.

Deterioro del sector financiero

Aparte de la situación inmobiliaria, S&P aprecia un “continuo deterioro” de la calidad de los activos en el sector financiero, inmerso en un proceso de reestructuración, dañando a su vez las expectativas de recuperación de la economía.

“El sector financiero español todavía está acumulando activos problemáticos (…) primordialmente ligados a la construcción”, señala la agencia, que prevé que, a pesar del menor volumen de nuevos créditos al sector inmobiliario y de la construcción, en 2012 la corrección de los desequilibrios continuará afectando “negativamente” a las entidades.

De este modo, la agencia destaca que en el tercer trimestre de 2011 la morosidad del sector financiero español rompió con cinco trimestres consecutivos de bajadas al repuntar un 4,3% respecto a los tres meses anteriores y alcanzar el 5,61%. De hecho, S&P señala que el porcentaje de morosidad “severa” se situó en el tercer trimestre en el 3,53%, lo que sigue representando un porcentaje superior al 60% del total de la mora registrada.

Asimismo, la calificadora aprecia un incremento en la morosidad de larga duración, concentrada en los préstamos concedidos en los ejercicios 2005, 2009 y 2010, mientras que los concedidos entre 2002 y 2004 continúan mostrando bajos niveles de morosidad. “Estos indicadores de comportamiento apuntan a un mayor deterioro en la calidad del crédito en los colaterales que respaldan las titulizaciones españolas”, advierte S&P.

Tags: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.