Los préstamos para VPO podrán alcanzar el 90% de su valor

El Gobierno permitirá que los préstamos hipotecarios de las viviendas protegidas puedan alcanzar hasta el 90% de su valor para compensar la supresión de la Ayuda Estatal Directa de Entrada (AEDE) a partir de 2011, enmarcada dentro del plan de ajuste del Gobierno para reducir el déficit público.

Esta medida cumplirá en la práctica la misma función que la desempeñada por la Ayuda Estatal Directa de Entrada Así lo indicó la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, durante la inauguración de la segunda edición del Salón de la Vivienda Social, Asequible y Sostenible de Madrid, en donde señaló que esta medida cumplirá en la práctica la misma función desempeñada por la AEDE de evitar la necesidad de ahorro previo de un 20% del precio de la vivienda en el momento de la firma de la misma.

En su comparecencia la ministra aseguró que el Ministerio de Vivienda está comprometido “a seguir facilitando a los jóvenes, a las familias, a las personas y colectivos más desfavorecidos el acceso a una vivienda digna”. A este respecto, la ministra ha subrayado que ni el Ministerio ni el Gobierno se resigna a renunciar a este objetivo, y ha señalado que “la política de vivienda necesita de la cooperación, la colaboración y la lealtad institucionales para poder ser efectiva y llegar a los ciudadanos, a quienes nos debemos”.

A juicio de Corredor, este dato “pone de manifiesto que la necesaria reconversión del sector inmobiliario ya está en marcha”, si bien, “este reequilibrio no sería posible sin el impulso presupuestario que, desde el año 2004, el Gobierno de la nación viene aplicando a la política de vivienda”. Este apoyo tiene su reflejo en el incremento del 125% del presupuesto del Ministerio en los últimos cinco años, el más de un millón de ciudadanos que se han beneficiado de las ayudas estatales de vivienda, la promoción de 500.000 viviendas protegidas en los últimos cinco años o el hecho de que el 85% de las actuaciones protegidas desarrolladas en 2009 estuvieran financiadas por el Ministerio de Vivienda.

Beatriz Corredor se ha referido a los ajustes que se van a producir en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, que se enmarcan en el Plan de Austeridad aprobado por el Gobierno para el periodo 2011-2013, y que persigue cumplir el compromiso de no superar el 3% del déficit adquirido por todos los Estados miembros de la Unión Europea. La ministra ha señalado que “en un momento en el que en toda Europa se impone una vuelta a la austeridad, buscando la máxima eficiencia de los recursos públicos, todos, en el ámbito de nuestras competencias, hemos de tomar las decisiones que nos sitúen con responsabilidad en esta nueva coyuntura”. No obstante, la ministra ha aclarado que estas medidas de ajuste “permiten mantener y garantizar los compromisos suscritos con las Comunidades Autónomas para 2010”.

Según ha explicado la ministra, “el esfuerzo presupuestario del Ministerio de Vivienda se centrará en los dos ejes que consideramos estratégicos y que coinciden con los dos sectores más deficitarios del sector residencial, pero a la vez más demandados por los ciudadanos, como son el alquiler y la rehabilitación. El primero, por su repercusión social, y la segunda, por su incidencia en la dinamización de la economía y el empleo” “Todo ello -ha enfatizado la ministra- sin dejar de lado la política de promoción de la vivienda protegida”.

En su intervención, Corredor ha recordado las medidas de ajuste que se han propuesto. En concreto, se ha referido al ahorro en relación a las ventanillas de información que el Ministerio cofinancia con las Comunidades Autónomas, manteniendo las ayudas a las oficinas de rehabilitación; la reducción de las subvenciones destinadas a la promoción de viviendas en régimen de arrendamiento; la supresión de las subvenciones a la adquisición y urbanización de suelo para vivienda protegida o la eliminación de la AEDE a partir de 2011.

Beatriz Corredor ha señalado que existen vías alternativas de financiación complementarias a través del ICO y de SEPES y, en el caso concreto de la AEDE, la supresión de esta ayuda directa se ve compensada por otras medidas. “Vamos a permitir que el préstamo hipotecario de las viviendas protegidas pueda alcanzar hasta el 90% de su valor, lo cual cumple, en la práctica, la misma función que desempeñaba la AEDE: evitar la necesidad de ahorro previo, es decir, tener que disponer del 20% del precio de la vivienda en el momento de la firma de la escritura”, ha declarado Corredor que, además, ha recordado que “el PEVR permite a las familias optar a una vivienda protegida en alquiler con opción de compra. Es decir, alquilarla primero y, después de unos años de ahorro, comprarla después, sin tener que hacer frente a la entrada”.

Tags: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.