Madrid y Barcelona no verán bajar más la vivienda

El Servicio de Estudios de Caixa Catalunya, una de las principales cajas que ha desembarcado en el sector de la vivienda, considera que el ajuste inmobiliario está “en un grado muy avanzado” de ajuste. Según un informe presentado recientemente sobre el ajuste inmobiliario en España, Caixa Catalunya asegura que los precios de la vivienda ya no seguirán bajando en los mercados con mayor demanda, que en España son Madrid y Barcelona.

Tanto Josep Oliver, coordinador del estudio y economista de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), como el director de la división inmobiliaria de Caixa Catalunya, Eduard Mendiluce, han asegurado que en zonas como Barcelona y Madrid, urbanas, dependientes de la primera residencia y con una demanda consolidada, los precios ya no bajarán mas. Por ello, no prevé más caídas significativas de precios, empleo, demanda ni financiación, según ha explicado el director del estudio, Josep Oliver.

Entre 30.000 y 40.000 empleos más destruidos

Con todo, la caja de ahorros prevé un escenario de demanda de 220.000 viviendas anuales en España entre 2010 y 2015, frente a las alrededor de 500.000 del punto álgido de la ‘burbuja’ inmobiliaria. En Catalunya, la demanda en este periodo será de 40.000 viviendas anuales.

En un escenario de paro “estabilizado” del 17,5%, Oliver calculó que pueden destruirse entre 30.000 y 40.000 empleos más, pero señaló que el sector de la construcción ha tocado fondo. Apunta que mientras en algunos lugares de España se mantiene el excedente de vivienda, en otros ya se empieza a recuperar la actividad lentamente, incluso la compra de suelo. Es el caso de Barcelona y Madrid, donde en algunas áreas están volviendo a subir los precios.

SEeún datos recogidos por Europa Press, Caixa Catalunya calcula que en 2010, el volumen de viviendas sin vender en España será de entre el 2,5% y el 4,2% del ‘stock’ total -según la hipótesis media o la alta-. Esto se traduce en entre 639.000 y 1,07 millones de pisos. Este 2009, la caja sitúa el excedente entre 657.000 y 1,04 millones de viviendas (2,6%-4,1% del ‘stock’ total).

Murcia, líder en ‘stock’
En 2008, las autonomías con más viviendas por vender eran Murcia (5,5% del ‘stock’ total), Castilla-La Mancha (4,3%) y Andalucía (3,1%).

El director de la división inmobiliaria de Caixa Catalunya, Eduard Mendiluce, destacó que, al margen de las medias, “la fiesta va por barrios”, y que mientras algunas zonas todavía acusan el exceso de construcción del pasado, otras ya están absorbiendo las existencias.Cinco años en reducir el stock

Mendiluce calcula que el conjunto del sistema inmobiliario tardará unos cinco años en reducir las existencias de viviendas pendientes de ventas y que se encontrarían en 2010 en función de las diversas hipótesis entre las 639.000 y el millón de viviendas.

Estos pisos sin vender están concentrados en zonas que han apostado fuerte por la segunda residencia, como la ya mencionada Murcia, Málaga o Tarragona; y en áreas cercanas a Madrid, como es el caso de provincias como Toledo, Guadalajara o Segovia.

En cambio, en otras zonas, como la cornisa cantábrica, apenas hay existencias de viviendas, según los promotores de este estudio inmobiliario.

“Sin embargo, es una demanda que estará muy lejos del más de medio millón al que habían llegado las transacciones antes de que se hundiera el boom, y que se situará en los próximos cinco años en unas 220.000 viviendas nuevas al año”, ha detallado Oliver.

“El sector ha hecho un ajuste excepcional, pero una determinada demanda continuará, ayudada además porque la previsión es que se mantengan bajos los tipos de interés y que no haya subidas hasta mediados del 2011″, ha dicho Josep Oliver.

El alquiler tendrá más peso en el futuro

Mendiluce auguró que el alquiler tendrá más peso en el futuro en España, aunque la compra seguirá prevaleciendo. Calculó que podrá situarse en un 60%-40%, en vez del 85-15% actual. Actualmente, la caja de ahorros está cerrando cada semana entre 20 y 30 operaciones de compra y entre 30 y 40 de alquiler.

Además, se ha reducido el ritmo de adjudicaciones por impago de clientes con hipoteca, y prevé absorber la cartera de viviendas en unos cinco años, y la de suelo en algo más de tiempo. Entre los desequilibrios a resolver está la reducción del endeudamiento de las familias, que la caja de ahorros prevé “lento”, hasta el punto que hará falta esperar hasta 2020 para bajar 20 puntos, hasta el 116,3%, desde el máximo de 2007 (136,8%).

Tags: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.