Subastas de viviendas, una opción en alza

El incremento de los pisos embargados convierte esta fórmula en una oportunidad para adquirir inmuebles con un coste inferior al del mercado. Este reportaje del diario Qué! analiza esta opción de compra, quizá una de las únicas ventajas de la crisis que sufre el sector. Bancos, cajas de ahorros, empresas e incluso particulares ya están viendo en las subastas un buen método para deshacerse de los inmuebles procedentes del impago de deudas (en el caso de las entidades financieras), o de los pisos que no logran vender por culpa de la crisis (en el caso de las empresas y los particulares).
 
Cómo funciona
Se puede elegir entre las subastas judiciales y las subastas privadas. Estas últimas se llevan a cabo de forma presencial e, incluso, a través de Internet. Los expertos afirman que en algunas subastas privadas es posible conseguir rebajas del 40% sobre el precio de mercado.
Previamente se debe hacer un depósito. Para pujar en la judicial se ingresa en la cuenta de un juzgado el 30% del valor de tasación o resguardo del aval bancario. Si no te la adjudican, te lo devuelven. En las privadas por Internet, el 1% del valor.
Las subastas públicas judiciales de pisos se dan a conocer en el tablón de anuncios del juzgado donde se harán y facultativamente en el Boletín Oficial de cada provincia, según explica el letrado Guillermo Ros Pelegay. Asimismo, se puede acceder a las subastas no judiciales, tanto presenciales como a través de Internet, que organizan periódicamente Atisreal, CB Richard Ellis y Reser (Caja Madrid). La más reciente es la de CB Richard Ellis. En la página web de tusubastacbre.com se puede optar hasta el 18 de diciembre a un total de 136 pisos con descuentos de hasta el 47%.

Tags: , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.