Archivos sobre ‘cláusulas suelo’

¿Cómo tributa la devolución de las cláusulas suelo?

Martes, 4 de abril de 2017

renta-declaracionLas últimas sentencias sobre las cláusulas suelo, que obligan a las entidades financieras a la devolución de lo cobrado de más a los clientes y que implican la retroactividad total de aquellas consideras abusivas, también tendrá sus repercusiones en la declaración de la renta.

Como concepto general, las cantidades devueltas y los intereses de demora no se integran en la base imponible, por lo que no hay que incluirlos en la declaración de la renta. Pero existen distintos supuestos en los que sí hay que proceder a una regularización fiscal:

-Si el contribuyente se hubiera beneficiado en su momento de una deducción por inversión en vivienda habitual o deducciones autonómicas, deberá regularizar su situación fiscal con el Ministerio de Hacienda devolviendo el exceso de deducción por vivienda en el IRPF, perdiendo así el derecho a la deducción.

A estos efectos, si el dinero se hubiera percibido en 2016, se regularizará la situación fiscal en la declaración de la renta 2016, que se presenta entre abril y junio de este año, sin necesidad de realizar una declaración complementaria, y únicamente para los cuatro últimos ejercicios no prescritos.

En el caso de que el dinero se reciba en 2017, la regularización de las cantidades deducidas por adquisición de vivienda se realizará en la declaración del año 2017 (que se presentará en abril, mayo y junio de 2018) y afectará, con carácter general, a las deducciones del año 2013, 2014, 2015 y 2016, los ejercicios no prescritos.

- En el supuesto de que el contribuyente hubiera incluido, en declaraciones de años anteriores, los importes ahora percibidos como gasto deducible (capital inmobiliario o actividad económica), estos perderán tal consideración, debiendo presentarse declaraciones complementarias de los correspondientes ejercicios, pero sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno.

En el caso de que los clientes no reciben las cantidades en metálico, sino que la entidad alcanza un acuerdo con él para reducir las cuotas de la hipoteca, no habrá que devolver el exceso de la deducción por vivienda.

Por lo que se refiere a los intereses de demora a recibir del banco a modo de compensación por el período transcurrido, Hacienda decidió que quedaran exentos de tributar, por lo que tampoco habrá obligación de incluirlos en la declaración.

Cómo tributarán las cláusulas suelo

Lunes, 27 de marzo de 2017

que-pasa-ahora-con-la-cláusula-sueloLa reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la retroactividad de las cláusulas suelo permitirá que miles de ciudadanos puedan recuperar el dinero que durante años estuvieron pagando de más al banco como consecuencia de esta polémica práctica, que impedía a los hipotecados beneficiarse de las bajadas de tipos de interés. Las distintas estimaciones sitúan la devolución media en una horquilla que va desde los 4.000 a los 7.000 euros, dependiendo de la fuente consultada. En cualquier caso una cantidad más que significativa que, como es lógico, también tendrá implicaciones fiscales en la mayoría de los casos, como ayer explicaron los responsables del Colegio de Economistas de Alicante, que aconsejaron no jugársela y acudir a un profesional para que eche cuentas, ante cualquier duda.

En principio, como señaló el presidente de la comisión Fiscal del Colegio, Antonio Pérez, el Gobierno ha modificado la ley para que ni el dinero devuelto ni los intereses compensatorios que también deben abonar las entidades deban pagar nuevos impuestos. «Se entiende que no se ha generado una nueva renta, que es una renta ya declarada», apuntó Pérez. El problema será para todos aquellos que se aplicaron la deducción por vivienda habitual, que deberán reintegrar a la Agencia Tributaria la parte proporcional. Y aquí es donde pueden empezar los problemas, porque la casuística es de lo más variada.

Sobre el papel, el trámite será bastante sencillo. Puesto que la normativa tributaria lo que permite es deducirse el 15% de los intereses y el capital amortizado en una hipoteca a lo largo del año, quienes recuperen el dinero de la cláusula suelo lo que deberán hacer es pagar el 15% de lo ingresen con esta devolución en la declaración de la renta del próximo ejercicio. Es decir, en la que se presentará en primavera de 2018. Por ejemplo, quien recupere 4.000 euros, deberá pagar a Hacienda 600 euros. Las propias entidades ya habrán comunicado a la Agencia Tributaria las cantidades devueltas.

La complicación viene porque, en realidad, el contribuyente sólo está obligado a devolver a Hacienda las cantidades de los ejercicios no prescritos. Esto es, de las últimas cuatro declaraciones de la renta, lo que obligará a calcular qué parte del dinero reintegrado por el banco corresponde a cada ejercicio, como señaló el presidente del Colegio, Francisco Menargues. Así, lo que se devuelva por la cláusula en 2009 ó 2010 -cuando empezó a caer el euríbor y los suelos empezaron a surtir efectos- no debería suponer ningún pago a Hacienda.

Si en su día se alcanzó el límite máximo de la deducción, la legislación señala que se puede desgravar un 15% de las cantidades pagadas por la hipoteca, hasta un máximo de 9.040 euros. Si ese año el capital y los intereses abonados al banco no alcanzaron esta cifra, el contribuyente deberá devolver a Hacienda el citado 15% porque se utilizó, por así decirlo, toda la deducción posible. Pero si, por ejemplo, en el citado ejercicio se amortizaron 16.000 euros y la devolución correspondiente a ese año es de 1.000, el contribuyente no tendrá que pagar nada porque, al descontar las cantidades, seguirá por encima de ese límite. También está el caso de los que se encuentran en situación intermedia. Por ejemplo, pagaron de hipoteca 9.500 euros y les corresponden 1.000 de devolución por las cláusulas suelo. En este caso sólo deberá devolver el 15% de los 500 euros que le faltan para alcanzar este límite.

Para quien no necesite el dinero, puede resultar muy atractivo la opción de aceptar que el banco descuente las cantidades a devolver del capital pendiente de amortización del préstamo. Una opción que algunas entidades ofrecen para evitarse el desembolso en efectivo. En este caso, como apuntó Antonio Pérez, no habría que reintegrar ninguna cantidad a Hacienda, lo que evita los cálculos anteriores. Eso sí, posteriormente habría que andar con ojo de no volver a desgravarse el capital amortizado en la próxima declaración de la renta.

Además de quienes se aplicaron la deducción por vivienda habitual, también deberán echar cuentas con el fisco quienes compraron una casa para dedicarla al alquiler y se dedujeron la hipoteca como gasto; o aquellos que adquirieron un local comercial para el negocio y también se desgravaron el préstamo. En este caso, estos contribuyentes deberán presentar declaraciones complementarias en tiempo y forma -dependerá de cuándo reciban el dinero- para regularizar su situación con Hacienda.

Desde el Colegio de Economistas recomendaron ayer acudir en primera instancia al procedimiento extrajudicial arbitrado por el Gobierno para la devolución de las cláusulas suelo, al considerar que puede ahorrar bastante tiempo a los afectados, según el vicesecretario de este organismo, Antonio Rodríguez. No obstante, también aclararon que el tratamiento fiscal será el mismo para quienes opten por acudir al juzgado. La única diferencia son las costas, que sí tributarán como renta nueva y, por tanto, deberán pagar su correspondiente IRPF.

Los expertos también recordaron que no todas las cláusulas suelo son abusivas. Sólo aquellas que no fueron negociadas individualmente con el cliente y que no son transparentes. En este sentido, los economistas alertan de que las empresas y los profesionales con conocimientos financieros tienen más complicado exigir su devolución.

Aprobada la normativa para la devolución de las claúsulas suelo

Miércoles, 25 de enero de 2017

luis-de-guindosEl Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto Ley de medidas urgentes de protección a los consumidores en materia de cláusulas suelo indebidas.

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha explicado que, según los datos ofrecidos por el Banco de España, un millón y medio de personas podrían estar afectadas por hipotecas con cláusulas suelo nulas. Por ello, el Gobierno ha considerado de “necesaria y urgente necesidad arbitrar un cauce paralelo al procedimiento judicial” con el fin de evitar el colapso en los tribunales y facilitar a los perjudicados un procedimiento muy rápido para “poder recuperar las cantidades indebidamente cobradas“. Además, ha aclarado que la medida también afecta a las hipotecas ya canceladas.

De Guindos ha señalado que la norma aprobada hoy “es un mecanismo de reclamación previa a la interposición de las demandas judiciales y es voluntario para el consumidor afectado por una cláusula suelo”. Las entidades de crédito, de forma obligatoria, tienen que informar a sus clientes y publicitar en el plazo máximo de un mes la existencia de esta alternativa extrajudicial por si la quieren utilizar.

El consumidor puede dirigir una reclamación a su entidad de crédito, que deberá remitirle el cálculo de la cantidad a devolver, incluyendo los intereses, o las razones por las que considera que la reclamación no es procedente. Si el cliente está de acuerdo con el cálculo, la entidad realizará la devolución en efectivo, si bien ambas partes pueden acordar medidas compensatorias, como una reducción de las cuotas hipotecarias futuras. Todo este proceso se hará en un plazo máximo de tres meses.

El ministro ha recalcado que, en caso de compensación, el cliente tiene que poner de manifiesto “de su puño y letra” que comprende el instrumento que se ha ofrecido como alternativa al pago en efectivo.

La segunda forma para reclamar es acudir a la vía judicial directamente, pero si el consumidor opta por ella no podrá ejercitar la extrajudicial aprobada hoy. En el caso de las demandas judiciales ya abiertas, las partes, de común acuerdo, pueden solicitar la suspensión del procedimiento y acogerse a la tramitación acordada por el Consejo de Ministros.

El ministro ha subrayado que el mecanismo “incentiva que la entidad resuelva de forma adecuada y de buena fe los procedimientos”. Si el consumidor demanda al banco tras no llegar a un acuerdo en la reclamación extrajudicial y la sentencia que obtiene es económicamente más favorable para él, la entidad será condenada en costas. Si el consumidor acude a la vía judicial directamente, sin usar la reclamación previa, y la entidad de crédito paga la cantidad indebidamente cobrada antes del trámite de contestación a la demanda, no será condenada en costas.

El procedimiento de reclamación extrajudicial tendrá carácter gratuito. Se prevé, además, una reducción sustancial de los aranceles notariales y registrales derivados de las novaciones de contratos que puedan resultar de la adopción de medidas compensatorias distintas a la devolución del efectivo.

Luis de Guindos ha aclarado que “la cantidad que se devuelve al consumidor no se incluye en la base del IRPF, ni los posibles intereses que se pudieran llegar a pactar o acordar como consecuencia del acuerdo entre las partes”.

En caso de que el consumidor se hubiera deducido esas cuantías en ejercicios anteriores, la regularización, es decir, la complementaria, será sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno. De esta forma, ha reiterado De Guindos, “se garantiza la neutralidad del procedimiento desde el punto de vista del IRPF”.

El titular de Economía y Competitividad ha adelantado que el Gobierno regulará el establecimiento de un órgano de seguimiento, control y evaluación de las reclamaciones efectuadas en el ámbito de aplicación del Real Decreto. En este órgano estarán representados consumidores y abogados. Emitirá un informe semestral y velará por que las entidades cumplan sus obligaciones de información, sobre todo con respecto a personas vulnerables.

Luis de Guindos ha destacado que la norma ha sido consensuada con Ciudadanos, PSOE, PNV y Coalición Canaria, lo que “es indicativo de la voluntad de diálogo que todos hemos mostrado en un tema muy relevante para la sociedad”.

El ministro ha informado de que el Gobierno lleva unos meses trabajando en una nueva ley hipotecaria para “reforzar la transparencia y que no vuelvan a producirse situaciones” como las vividas en relación con las cláusulas suelo. Al respecto, ha recordado que, a principios de 2013, obligó a los deudores hipotecarios a que reconocieran y comprendieran su existencia. A su juicio, “fue una actuación de transparencia” que se va a mantener en la futura ley hipotecaria.

De Guindos ha avanzado que la norma reforzará la información precontractual para que, antes de firmar la hipoteca ante el notario, el cliente conozca “todas aquellas cláusulas que son especialmente sensibles”, no solo las cláusulas suelo, sino por ejemplo la de amortización anticipada

Gobierno y CCAA siguen sin actuar contra las cláusulas suelo

Martes, 29 de marzo de 2016

clausula_suelo_1_2El Gobierno y las comunidades autónomas siguen sin actuar contra las cláusulas suelo. Esta semana se cumplen tres años de la batería de denuncias que inició FACUA en marzo de 2013 contra una veintena de bancos ante las agencias, institutos, direcciones y secretarías generales de consumo de los diecisiete gobiernos autonómicos, que son los organismos con competencias para aplicar sanciones por este fraude masivo a los consumidores españoles.

Tampoco ha adoptado medidas la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el competente en las políticas de protección a los consumidores.

FACUA considera escandaloso que las autoridades de protección al consumidor autonómicas hayan optado por desentenderse de sus competencias sancionadoras ante el mayor fraude de la historia. En casi todos los casos, eludieron actuar ante las denuncias inventando que sólo pueden actuar los tribunales, derivando las denuncias al Banco de España o rebotándolas a otras comunidades autónomas. Es una muestra más de la pasividad de las comunidades autónomas ante las graves irregularidades que sufren los usuarios, la cuál provoca una cada vez mayor impunidad.

El macrofraude de las cláusulas suelo ha provocado miles de millones de euros de beneficio ilícito para la banca, gracias a la ausencia de actuaciones tanto de las comunidades autónomas como de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. PSOE y PP se han cambiado los papeles a favor o en contra de la cláusula suelo según estuviesen en el Gobierno o la oposición.

Desde 2009, FACUA ha pedido a los sucesivos gobiernos que adoptaran medidas. Pero durante las tres legislaturas en las que se ha venido cometido el fraude, el Ministerio de Sanidad, competente en las políticas de consumo, se ha desentendido del asunto, no ha hecho ni un amago de llevar a los tribunales a los bancos y ni siquiera ha instado a las comunidades autónomas a multarlas.

Como es habitual con los fraudes masivos, las inacción de las autoridades competentes han obligado a judicializar el caso de las cláusulas suelo -FACUA representa a cientos de hipotecados en procedimientos judiciales-. Ni siquiera provocaron la reacción del Gobierno de Rajoy las críticas de la Comisión Europea contra la decisión del Tribunal Supremo de eximir a los bancos de la devolución del dinero cobrado antes de mayo de 2013 pese a haber declarado ilegales las cláusulas suelo por falta de transparencia en su comercialización.

Las comunidades autónomas siguen sin actuar contra las cláusulas suelo tres años después de las denuncias de FACUA.

Las leyes autonómicas de protección de los consumidores facultan a las comunidades a imponer multas que pueden llegar a alcanzar entre una y diez veces (según la comunidad) los beneficios obtenidos como consecuencia de un fraude. Algo que nunca han hecho, denuncia FACUA, ni con la banca ni con ninguna empresa que haya cometido un fraude masivo en las últimas tres décadas. Las multas, en el reducido porcentaje de casos que se aplican, representan cantidades insignificantes en relación a las irregularidades cometidas, advierte la asociación.

 

La Justicia decide en julio si prohíbe cautelarmente las cláusulas suelo

Miércoles, 26 de marzo de 2014

02F07071 (1)El juzgado de lo mercantil nº 11 de Madrid decide en julio si suspende provisionalmente los “suelos” hipotecarios de 101 entidades, tras la demanda colectiva interpuesta por Adicae (Asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros). Además, el juez deberá determinar en la vista, que tendrá lugar en entre los días 15 y 18, si esta suspensión cautelar la hace extensiva al conjunto de hipotecas con cláusula suelo de las entidades demandadas o la restringe a los 15.000 afectados sumados a la Asociación en esta acción colectiva.

Adicae explica que, al tratarse de una demanda colectiva, podría determinar la anulación de todas las cláusulas suelo abusivas en España. En base a la denominada “extensión de efectos”, la suspensión cautelar que se dicte puede ser de aplicación a todas las hipotecas con cláusulas suelo contratadas en España con las 101 entidades demandadas. Es decir, a las hipotecas con suelo vendidas por la banca en su conjunto en España.

La Asociación considera “inaceptable” que los afectados por una condición que ha sido objeto de decenas de resoluciones judiciales e incluso de iniciativas parlamentarias para declarar su carácter abusivo sigan soportando los perjuicios de la aplicación del “suelo” mientras se resuelve el procedimiento judicial. Por ello, en la vista Adicae denunciará el grave perjuicio que la aplicación de la cláusula suelo está generando a los consumidores y defenderá que, hasta que se dicte sentencia, se prohíba la aplicación de la cláusula suelo para evitar que los daños que se está causando continúen acrecentándose.

El Euribor cerrará enero en el 0,562%

Miércoles, 29 de enero de 2014

El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, cerrará el mes de enero previsiblemente en el 0,562% y abaratará las hipotecas en 150 euros anuales, encadenando su segundo mes de subidas consecutivas, pero ligeramente por debajo de la tasa del pasado año.

En tasa diaria, el índice ha retrocedido tres milésimas, hasta el 0,566%. A falta de dos días hábiles, de cerrarse el mes de enero así, el Euríbor experimentaría una bajada de 0,013 puntos respecto a enero del año pasado.

Según ha explicado a Europa Press el analista de XTB Miguel Antonio Marcos, esta leve mejora hipotecaria beneficiará exclusivamente a los “viejos” hipotecados, es decir, a los titulares de hipotecas firmadas con anterioridad a 2009, dado que tras este periodo los diferenciales bancarios se han ido incrementando, llegando en algunos casos a multiplicarse hasta por 10.

Además del problema de los diferenciales, el analista ha destacado que en el mercado hipotecario también se está observando la falta de acceso a financiación por parte de los solicitantes de hipotecas, que no solo tendrán que pagar un elevado diferencial, sino que tendrán dificultades para encontrar una entidad que les financie.

Por otro lado, Marcos ha insistido en que las cláusulas suelo están impidiendo a los titulares de hipotecas beneficiarse de las bajadas del Euríbor, fijando el interés mínimo a pagar por su préstamo hipotecario.

Para el analista, las mejoras que se vienen sucediendo en la economía de la Eurozona están empujando al alza al Euríbor, pese a la política monetaria de tipos reducidos que está practicando el Banco Central Europeo (BCE).

Marcos subraya que las perspectivas para los próximos meses pasan por la intención manifiesta del BCE de mantener los tipos de intervención en niveles mínimos, “los cuales podrían incluso reducirse si la inflación de la Zona Euro continúa manteniéndose en los niveles actuales o por debajo, con el fin de intentar mitigar los riesgos deflacionarios de la economía”.

“Nuestras medidas han servido a más de 4.000 hipotecados”

Miércoles, 27 de noviembre de 2013

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado este miércoles que las medidas puestas en marcha por su departamento en relación con las hipotecas y los desahucios han permitido “solucionar los problemas” a más de 4.000 familias españolas, que se han beneficiado de unas 600 daciones en pago y de casi 1.700 reestructuraciones de deuda.

Así lo ha explicado en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, donde la diputada socialista Leire Iglesias le ha preguntado por las cláusulas suelo y le ha requerido que garantice su anulación y la devolución del dinero a los afectados por abusos.

En su respuesta, el ministro ha asegurado que el Gobierno ha actuado con “diligencia, transparencia y protección a los clientes del sector financiero, especialmente a los deudores hipotecarios, como hace siempre”, y ha mencionado algunos de los cambios que se incluyeron en la Ley Antidesahucios, como la exigencia de aceptación manuscrita de los contratos hipotecarios por parte del deudor, la limitación de los intereses de demora y de los plazos necesarios para poder reclamar una deuda o la introducción de una mayor “prudencia financiera” para evitar “sobreendeudamientos irresponsables”.

Además, gracias al Código de Buenas Prácticas introducido en la primera mitad del año pasado se han podido “solucionar los problemas de 4.000 familias”, de las que unas 600 se han beneficiado de daciones en pago y casi 1.700 han podido reestructurar su deuda. Asimismo, el Fondo Social de Vivienda ha permitido que más de 600 familias hayan ya accedido a un piso y se han suspendido más de 1.500 lanzamientos, según los datos del ministro.

Sin embargo, Leire Iglesias ha lamentado que, pese a la sentencia del Tribunal Supremo (TS) declarando nulas las cláusulas suelo que se incluyeron en los contratos hipotecarios sin la suficiente información al ciudadano, muchas personas no se están pudiendo aprovechar de sus consecuencias.

“Muchas familias ven cómo la bajada del Euríbor no supone un alivio económico para hacer frente a sus préstamos. ¿A qué espera el Gobierno para actuar? ¿Seguirá usted comportándose como un banquero, como el presidente de una entidad financiera o como un ministro del Gobierno?”, ha preguntado a De Guindos.

En su réplica, el titular de Economía le ha espetado que tanto las cláusulas suelo como las participaciones preferentes se aplicaron y comercializaron durante el último mandato socialista, y ha insistido en que el Gobierno “popular” ha “protegido a los ahorradores y deudores hipotecarios”.

Además, ha recordado que tras la sentencia del Supremo sobre las cláusulas suelo el Gobierno “inmediatamente instó al Banco de España” a aumentar el control sobre las entidades afectadas para garantizar el cumplimiento “escrupuloso” del fallo judicial y a “extremar la atención sobre la comercialización de préstamos con estas cláusulas” en el resto del sistema bancario.

De Guindos también ha señalado que el organismo supervisor ha incluido “como una prioridad” dentro de su Plan de Supervisión de 2014 “previsiones específicas” sobre este tema, y ha avanzado que en breve comparecerá a petición propia ante la Comisión de Economía del Congreso “otra vez” para abundar en este asunto y en cualquier otro que afecte a su departamento.

El Supremo confirma la sentencia sobre las cláusulas suelo

Miércoles, 20 de noviembre de 2013

El pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ha dictado un auto desestimando el incidente de nulidad promovido por Cajas Rurales Reunidas y BBVA, por lo que ha confirmado su sentencia del pasado 9 de mayo en la que declaraba nulas las cláusulas suelo en contratos bancarios de préstamo en los casos en los que existían falta de transparencia.

Al incidente de nulidad se adhirió NCG Banco. En concreto, el Supremo emitió una sentencia el pasado 9 de mayo en la que declaraba nulas las cláusulas de BBVA, de NCG Banco y de Cajamar por falta de transparencia. Las entidades decidieron retirar estas condiciones de sus contratos hipotecarios a raíz de dicha sentencia.

“La resolución de incidente de nulidad no tiene efectos sobre los clientes”, han asegurado a Europa Press en fuentes oficiales del “banco azul”. El proceso aún no está cerrado por completo, ya que BBVA podría interponer un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

En un comunicado, el Alto Tribunal aclara que únicamente puede ser objeto del incidente, por la necesidad de preservar la autoridad de una sentencia firme, la posible vulneración de derechos fundamentales, sin que pueda convertirse este trámite en un nuevo recurso.

Esta medida tuvo un impacto en las cuentas del BBVA, que dejó de ganar 263 millones de euros en los nueve primeros meses del año, según detalló el consejero delegado de la entidad, Ángel Cano.

En su resolución, el Supremo defiende que la sentencia del 9 de mayo no se apartó de las cuestiones debatidas en el proceso y que las partes tuvieron oportunidad de realizar alegaciones y prueba sobre las mismas. “El fallo no fue extraño a las pretensiones ejercitadas”, explica, para después agregar que es cuestión ajena a la congruencia del dictamen el alcance que las partes hayan dado al control de transparencia en las condiciones generales de las cláusulas.

En el caso enjuiciado, la Sala considera que el control abstracto estaba plenamente justificado “por la existencia de condiciones generales de contratación empleadas en una pluralidad de contratos y en la utilización por las entidades demandadas de pautas estandarizadas en la contratación de estos préstamos, propias de la contratación en masa”.

En cuanto a la alegación de indefensión, el Supremo rechaza esta infracción porque el hecho de que la jurisprudencia innove no es “en sí mismo negativo”, sino que demuestra su progreso. En este sentido, añade que el control de transparencia como diferenciado del de inclusión no es una novedad inesperada introducida por la sentencia cuya nulidad se pretende, pues tanto la doctrina científica como la normativa de aplicación al caso y la propia jurisprudencia anterior del Tribunal Supremo sobre abusividad de condiciones generales por falta de transparencia, venía pronunciándose en el sentido de considerar el control de transparencia como un control distinto del de inclusión.

El Supremo, por último, rechaza la alegación de que la sentencia sea incongruente por omisión, esto es, por ausencia de pronunciamiento sobre las causas de inadmisión de los recursos aducidas por los demandados.

Anulan las cláusulas suelo de unas hipotecas de Unicaja

Lunes, 26 de agosto de 2013

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Málaga ha anulado la cláusula suelo de unos contratos hipotecarios de Unicaja y ha condenado a la entidad a devolver a los afectados lo cobrado por este concepto, que asciende a 18.844,39 euros, a lo que hay que sumar las cantidades mensuales que se vayan devengando y los intereses. Según cálculos de Adicae, la cifra total ascendería a 225.000 euros.

Adicae, cuyos servicios jurídicos han tramitado la demanda, indica que la entidad deberá devolver más de 30.000 euros a algunos afectados.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, estudia la cláusula suelo insertada en los distintos contratos de préstamo con garantía hipotecaria a interés variable otorgados por las partes en escritura pública en distintas fechas comprendidas entre 2005 y 2011.

La Sala recuerda que para que una cláusula tenga condición de abusiva debe cumplir varios requisitos: que no se haya negociado, que sea contraria a la buena fe y que cause un desequilibrio en los derechos y obligaciones derivados del contrato.

Así, destaca que en este caso concreto no se puede concluir que la cláusula haya sido negociada individualmente por la entidad bancaria con cada uno de sus clientes. También señala que no se ha contado con ningún folleto inicial en el que se especificara con claridad las condiciones financieras del préstamo.

“Tampoco consta que la entidad prestamista demandada facilitara a los actores una perfecta comprensión de las implicaciones financieras del contrato de préstamo hipotecario que finalmente contrataron, ni una adecuada comprensión del contenido íntegro del contrato“, destaca la resolución jurídica.

Además, señala que no consta que el notario informara a los demandantes de la existencia de esta cláusula en sus contratos ni les advirtiera “expresamente” del significado de aquellas cláusulas que, “por su propia naturaleza, pudieran pasarle inadvertidas”.

Por ello, concluye que “como consecuencia del desequilibrio que el demandado produce al incluir esta cláusula en el contrato de préstamo, se evidencia que su actuación es contraria a la buena fe, puesto que el desequilibrio causado en perjuicio del consumidor no queda justificado”.

Fuentes de la entidad financiera han señalado a Europa Press que la sentencia no es firme y contra ella cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Málaga. Además, han señalado que Unicaja ha pedido una aclaración de la misma, de manera que dependiendo de la respuesta del juzgado, la entidad estudiará la presentación del recurso.

El pasado mes de mayo, el Tribunal Supremo anuló las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios de NGC Banco, BBVA y Cajamar al entender que las cláusulas suelos que en ellos se incluían no eran transparentes. Tras la publicación de esta sentencia, han sido varias las entidades financieras que han sido condenadas por diversos tribunales a anular estas cláusulas de sus hipotecas.

La guía de hipotecas del Banco de España “no menciona los riesgos”

Miércoles, 21 de agosto de 2013

“El documento del Banco de España para informar a los consumidores sobre las hipotecas es difícil de entender y no menciona ninguno de los muchos riesgos”, ha denunciado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). “Es una guía hecha a la medida de los bancos en la que no se habla ni de comisiones abusivas ni de cláusulas suelo“, añade.

Las normas para fomentar la transparencia motivaron al Banco de España a publicar una guía sobre hipotecas, que vio la luz el pasado 15 de julio y que está disponible tanto en las sucursales bancarias como en sus páginas web.

El documento del Banco de España es demasiado extenso (75 páginas) y difícil de entender, critica la OCU, y está escrito en un ”lenguaje muy técnico y con multitud de citas a la normativa”.  Además añade, el aspecto más polémico en los últimos años de las hipotecas, las cláusulas suelo, (declaradas abusivas por el Tribunal Supremo) no se menciona: “No se alerta del riesgo que suponen estas cláusulas, que ya han provocado a los consumidores pérdidas de 10.000 millones de euros”. La organización de consumidores señala que el texto tampoco aclara que en los préstamos a interés variable es necesario un margen de seguridad para prevenir posibles subidas de los tipos.

“El Banco de España evita dar consejos, calla sobre el importante concepto de responsabilidad hipotecaria y no advierte sobre el riesgo que supone incluir avalistas en tu hipoteca”, concluye la OCU.