Archivos sobre ‘crisis’

Lunes, 11 de mayo de 2015

AHORROS

Lunes, 19 de mayo de 2014

chiste-ladrillo-psicalogo

El patrimonio de las familias crece un 9,1%, según el BDE

Miércoles, 23 de abril de 2014

vivienda-propiedadEl patrimonio de las familias creció un 9,1 por ciento a finales de 2013 respecto al año anterior, mientras que la deuda acumulada cayó un 6 por ciento en comparación con 2012, según los datos difundidos esta semana por el Banco de España.

La riqueza financiera neta de las familias españolas, que es la diferencia entre sus ahorros y los préstamos que deben a las instituciones financieras, alcanzó al cierre de 2013 los 1,044 billones de euros, la cifra más alta registrada por el Banco de España desde 2006, antes del inicio de la crisis económica.

Estos datos son positivos en todas sus variables. El cierre de 2013 representa un aumento de un 25,6 por ciento respecto al de 2012, año en el que la riqueza financiera de las unidades familiares se situó en los 831.473 millones de euros. Según estos datos,  el dinero en efectivo, así como las acciones, los depósitos y los valores en renta propiedad de los hogares españoles el pasado año ascendieron a 1,891 billones de euros, un 9,1 por ciento más que en 2012 y el nivel más alto alcanzado desde 2007.

Este volumen de riqueza supera a los 846.881 millones de euros pendientes de pago en pasivos financieros -préstamos a corto y a largo plazo y otras cuentas pendientes de pago, como créditos comerciales y anticipos-, algo que ocurre por primera vez también desde el año 2007. Los hogares españoles deben un 6 por ciento menos que en 2012.

Los préstamos a largo plazo, en especial los hipotecarios, representaban el 89 por ciento del total, con un volumen de deuda de 760.022 millones de euros. El crédito a corto plazo, sobre todo para el consumo, apenas alcanzó los 29.142 millones de euros.

La mayor parte de estos 1,044 billones de euros de diferencia entre activos y pasivos, lo que constituye la riqueza familiare, corresponde a dinero en efectivo y depósitos en cuentas bancarias, que sumaron en 2013 882.115 millones de euros, un 2,6 por ciento más que en 2012. Además los hogares españoles tienen invertidos en acciones y otro tipo de participaciones un total de 644.479 millones de euros, 11,8 puntos porcentuales por encima de lo invertido el año anterior.

Miércoles, 2 de abril de 2014

crisis-imagenes-chistes-5

J.M. Soria, Ministro de Industria

Miércoles, 26 de marzo de 2014

soriaEl ministro de Industria, Energía, Turismo, José Manuel Soria, ha afirmado que 2014 será el “año de la salida de la crisis”, con crecimientos de la actividad económica y del empleo, y ha asegurado que para lograrlo hay que “persistir” en las reformas y en el fomento de un sector industrial empresarial fuerte que apueste por la “innovación, la competitividad y la excelencia”.

“El primer año de esta legislatura fue un año de ajustes, 2013 fue el año de la salida de la recesión y 2014 será el año de la salida de la crisis, con crecimientos de la actividad económica y del empleo”, ha asegurado el titular de la cartera de Industria durante su intervención en el XXII Foro Excelencia: “valor esencial para nuestra marca país”.

El ministro ha enfatizado la mejora que se ha producido en España tanto a nivel de inversión, como de deuda, que ha permitido ahorrar 8.800 millones de euros en el pago de intereses a lo largo de 2013, y también ha resaltado la mejora de la balanza de pagos e incluso del crecimiento y del paro.

El rumbo de la economía española ha cambiado. Podemos decir que ha aumentado la confianza y mejorado la credibilidad. Esto pone de manifiesto el esfuerzo que hemos realizado como sociedad”, ha asegurado el ministro, quien ha apostillado no obstante que todavía queda camino por recorrer, por lo que ha indicado que hay que persistir en el espíritu reformista.

Para Soria, estas señales de mejora, que no impide ver la “magnitud del problema” que supone todavía en España el desequilibrio dado por el problema paro, sí ponen en evidencia que la hoja de ruta marcada era la “correcta”, que el proceso reformista es el “adecuado” y, por tanto, que hay que persistir en el camino de las reformas.

En este sentido, Soria ha señalado algunas de las actuaciones que se pondrán en marcha, como la reforma fiscal; medidas dirigidas al fomento del empleo, de la liquidez y de la inversión; a profundizar en la capacidad de las empresas o en el conjunto de las administraciones públicas.

España, entre los países con más desigualdad de la OCDE

Miércoles, 19 de marzo de 2014

Young woman presenting her empty pocketsLa crisis del mercado de trabajo y su impacto en los ingresos de las familias se ha hecho sentir en España con mayor fuerza entre los hogares más vulnerables, mientras que los más ricos apenas han visto mermados sus ingresos, según refleja un informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En su informe “Panorama de la sociedad 2014″, la OCDE señala que el 10% de los hogares españoles con menores ingresos perdió prácticamente un tercio de sus ingresos entre 2007 y 2010, con una caída anual del 14%, lo que representa “con mucho” el mayor descenso de toda la OCDE, donde la media de pérdida de ingresos fue del 2% entre los hogares más desfavorecidos.

Por contra, el análisis de la institución con sede en París señala que los ingresos del 10% más rico en España disminuyeron en aproximadamente 1% al año, lo que supone que España ha experimentado “un fuerte aumento en la desigualdad de ingresos”.

De este modo, en 2010, los ingresos medios del decil más rico en España fueron 13 veces más altos que los ingresos medios del decil más pobre, en contraste con la media de la OCDE, que se situó en 9,4 veces.

En términos generales, el informe de la OCDE cifra en unos 2.600 euros por persona la pérdida media de ingresos sufrida por los hogares españoles entre 2008 y 2012, una de las caídas más fuertes entre los países de la eurozona.

En este sentido, la OCDE considera que la dramática disminución del ingreso disponible también refleja lo “dispareja” que es la protección de aquellos afectados por el desempleo y recuerda que con una tasa de desempleo en España 2,5 veces más alta que la media UE, el gasto en prestaciones para las personas en edad de trabajar “está apenas sobre la media”, mientras el gasto por desempleado en programas de activación disminuyó en más de dos tercios entre 2007 y 2011, de unos 390 euros a 160 euros mensuales. “El sistema de protección social español estaba mal preparado para enfrentar una crisis del empleo, con un fuerte aumento en el paro de larga duración y del riesgo para las familias de encontrarse en situación de pobreza”, apunta la OCDE.

A este respecto, la organización señala que los ancianos y los beneficiarios de pensiones “han estado mejor protegidos”, lo que ha permitido que la tasa de pobreza relativa entre las personas mayores bajara en 8 puntos porcentuales, hasta un 12%, mientras la pobreza infantil subió en 3 puntos porcentuales, hasta el 21%, frente a la media del 13% de la OCDE, y la tasa de pobreza entre los jóvenes registró un salto de 5 puntos.

Ante esta situación, la OCDE advierte de que resulta “altamente improbable” que una recuperación económica, aúnque sólida, pueda, por sí sola, poner fin a la crisis del mercado del trabajo y a la crisis social que España atraviesa actualmente. “Aún queda mucho por hacer para ayudar a que las familias mejoren rápidamente su situación cuando la economía consolide su recuperación”, apunta la OCDE, que plantea la necesidad de fortalecer “urgentemente” las prestaciones asistenciales para los desempleados de larga duración y para las familias de trabajadores pobres.

A este respecto, la OCDE se muestra partidaria de reducir el número de productos que se benefician de un IVA preferencial o que están enteramente exentos con el fin de financiar dicho refuerzo de las prestaciones, puesto que considera que estas ayudas pueden ser orientadas de manera más precisa y eficiente, de tal manera que el gasto social vaya en ayuda de las personas más necesitadas.

“En general, los grupos de bajos ingresos consumen menos que los grupos de altos ingresos y, en consecuencia, las exenciones y rebajas del IVA los benefician menos”, defiende el informe.

Lunes, 3 de marzo de 2014

Crisis económica (Morgan)

Lunes, 24 de febrero de 2014

Chiste Eneko Crisis

Miércoles, 22 de enero de 2014

Piden limitar los tipos de interés en las novaciones hipotecarias

Miércoles, 22 de enero de 2014

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) va a solicitar al Ministerio de Economía y Competitividad que promueva un pacto para limitar los tipos de interés en las novaciones de hipotecas, así el usuario podrá recortar su cuota mensual, y las entidades bancarias podrán reducir su índice de morosidad, pues los clientes podrán pagar más fácilmente.

Las consecuencias de  la crisis ha provocado que  muchos usuarios que, en una situación más favorable, se hipotecaron, ahora tienen problemas para pagar las cuotas. Ante esta situación, muchos han encaminado sus pasos hacia la entidad financiera para solicitar una novación de la hipoteca, ampliando el plazo y reduciendo así la cuota.

Sobre el papel parece buena idea, pero no lo es, pues las entidades aprovechan para cambiar las condiciones. OCU ha comprobado que, con frecuencia, el banco accede a  ampliar el plazo de la hipoteca, pero no en las mismas condiciones. Lo que hacen es aprovechar la novación para aumentar el diferencial, resultando ser mucho más elevado que el que había inicialmente. Así, a cambio de alargar su hipoteca, tendrá que pagar mucho más por su dinero y apenas recortará la cuota.

OCU aconseja que, si se plantea ampliar el plazo de tu hipoteca para reducir la cuota, antes de firmar nada se revise exhaustivamente la propuesta de novación del banco. Cabe la posibilidad de negociar con la entidad de otra manera, por ejemplo, planteando reducir la vinculación con ella (contratando seguros o tarjetas con otra entidad.

Otra opción es subrogar la hipoteca con otro banco.
Esto tiene unos gastos superiores, y en principio solo interesa si el tipo de interés que te ofrecen es al menos un 0.25% inferior a lo que te ofrece tu entidad.