Arranca la campaña de Renta con más deducciones por rehabilitación y compra

La campaña de Renta comienza con mayores deducciones por compra y rehabilitación de vivienda ya que, según recuerdan los Técnicos de Hacienda (GESTHA) este año cualquier contribuyente podrá deducirse por la compra de vivienda habitual. Además, si ha realizado obras en el inmueble, el límite de renta para disfrutar de estas ventajas fiscales se eleva hasta los 71.007 euros anuales, aumentando así el número de posibles beneficiarios.

Aunque la campaña comenzará oficialmente en mayo, quienes prefieran no esperar a recibir el borrador por correo ordinario podrán también consultar y confirmar online la información a partir del martes 10 de abril. A la hora de revisar estos borradores para evitar posibles errores -como ha ocurrido en otras campañas-, Gestha aconseja tener muy en cuenta las novedades introducidas, que en gran medida determinarán si al contribuyente le sale a pagar o a devolver, y en qué cuantía.

Ademas, recuerda que las comunidades autónomas tienen transferida la capacidad de aprobar sus propias deducciones en determinadas materias -como el alquiler de vivienda habitual- o realizar cambios en los tipos del IRPF, por lo que conviene estar al tanto de las peculiaridades de cada región.

Deducción por vivienda, ahora para todos
A partir de este año desaparece el límite de renta que existía para deducirse la compra de vivienda habitual, por lo que ahora cualquier contribuyente que acabe de comprarse casa tendrá derecho a beneficiarse de este ‘descuento’. De este modo, quienes hayan comprado, construido, ampliado o rehabilitado su vivienda podrán deducirse anualmente hasta 9.040 euros, una base máxima que aumenta a 12.080 euros si la obra se ha hecho para adecuar el hogar a personas con discapacidad.

Otra importante vía de ahorro fiscal es la deducción por obras en viviendas ­-salvo las dedicadas a actividades económicas-, de la que ahora se podrá beneficiar más gente tras la ampliación del límite de renta máximo hasta los 71.007 euros, un 33% más que el pasado año. Además, el porcentaje de deducción aumenta del 10% al 20%, al mismo tiempo que el límite máximo de deducción anual por cada contribuyente pasa de los 4.000 a los 6.750 euros. El tope de incentivos para varios ejercicios, por su parte, se incrementa desde los 12.000 a los 20.000 euros.

Desde este año, quien viva de alquiler podrá deducirse hasta un 10,05% de la cantidad que haya pagado por su alquiler, siempre y cuando su renta sea inferior a 24.107 euros (unos 90 euros más que la pasada campaña). También la base máxima de deducción crece ligeramente, aunque varía en función de los ingresos del inquilino. En cuanto a los propietarios, este año verán libre de impuestos hasta el 60% de lo que hayan ingresado por el alquiler, aunque el porncentaje aumentará incluso al 100% para quienes tengan alquilada su casa a jóvenes de entre 18 y 30 años (ó 35 años si el contrato se firmó antes de este año).

Los que más ganan pagarán también más
Otra novedad es que quienes el pasado año cobraron más de 120.000 euros verán elevado en un punto el tramo estatal de su IRPF, hasta el 22,5%. Lo mismo ocurre para aquellos que ganaron más de 175.000 anuales, cuyo tipo subió en la misma proporción, hasta el 23,5%. Los ahorros también se han gravado en mayor medida en el último ejercicio, ya que aquellas cuantías que van hasta los 6.000 euros tuvieron que tributar al 19%, mientras que a partir de esa cantidad el tipo se elevó hasta el 21%.

La recuperación temporal del Impuesto de Patrimonio para los ejercicios 2011 y 2012 afectará este año a unas 160.000 personas que deberán tenerlo muy en cuenta a la hora de revisar su borrador. Sólo estarán obligados a declarar por este impuesto quienes tengan un patrimonio global de más de un millón de euros. En concreto, tendrán que hacerlo si el valor de su vivienda habitual supera los 300.000 euros y si la suma de sus ahorros, vehículos, acciones, joyas u otros bienes tiene un valor por encima de los 700.000 euros, cifra que varía en algunas comunidades autónomas.

Adiós al cheque-bebé
La campaña de la renta que dará comienzo en unos días es la primera que no incluye la deducción de 2.500 euros por nacimiento o adopción desde que fuera aprobada en el ejercicio 2007. Desaparece así un incentivo que costó casi 4.000 millones de euros al Estado y que benefició a 1,5 millones de familias durante los casi tres años que estuvo en vigor. Otra novedad introducida el pasado año y que será permanente a partir de ahora son las rentas irregulares, aquellas ganadas de forma excepcional a raíz de la actividad laboral (bonus, opciones sobre acciones, indemnizaciones, premios de jubilación, etc.) y que quedan libres de impuestos por el 40% de la cuantía hasta los 300.000 euros.

Además de estas novedades, los Técnicos recuerdan que determinadas acciones e inversiones pueden desgravar pero, a menudo, pasan desapercibidos. Así, quienes durante el pasado año aprovechasen las oportunidades fiscales a su alcance, como realizar aportaciones a su plan de pensiones o dar donativos a ciertas entidades (ONGs, fundaciones, partidos políticos…) podrán ahorrar hasta 2.700 euros en el IRPF de este año.

Por último, Gestha recuerda que en líneas generales la declaración de la renta es obligatoria para todos aquellos contribuyentes que ingresen más de 22.000 euros brutos anuales de un sólo pagador, cifra que se rebaja a los 11.500 euros en caso de tener varios pagadores, y que la aportación de al menos dos de ellos supere los 1.500 euros.

Tags: , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.