El Banco de España apuesta por fomentar el alquiler para reducir el paro

El alquiler de viviendas evitaría la sobrevaloración en el precio de los pisos, ayudaría a absorber el ‘stock’ y permitiría una reducción de la tasa de paro. Esa es la idea que defiende el Banco de España (BdE) en su último Boletín Económico. La entidad cita a distintos autores que consideran que un mayor peso del mercado de alquiler puede generar mejoras de eficiencia en la economía, en particular facilitando una mayor movilidad geográfica de los trabajadores, que, a su vez, permitiría una reducción de la tasa de paro. Asimismo, el desarrollo del mercado de alquiler podría dificultar la concentración excesiva de recursos en el sector de la construcción y evitar sobrevaloraciones en el precio de la vivienda.

Estas conclusiones, señala el Banco de España “son especialmente relevantes para el caso de la economía española en tanto que España cuenta con una de las menores tasas de migración interna de la OCDE y las diferencias regionales en la tasa de desempleo son significativas y persistentes. Por otro lado, la debilidad del mercado de alquiler ha evitado que sea una alternativa eficaz a la vivienda en propiedad, propensa en determinadas circunstancias a absorber una gran cantidad de recursos de la economía”.

El BdE subraya que el peso del mercado del alquiler en España es muy reducido comparado con el de otros países europeos a causa de distintos aspectos institucionales y regulatorios, un desequilibrio que puede tener efectos negativos en la eficiencia de la economía. Mientras que en Alemania o Francia la proporción de vivienda alquilada supera el 40 % y en el Reino Unido se encuentra cercana al 30 %, en España esta proporción se sitúa alrededor del 10 %.

Diversos factores pueden haber influido en la escasa proporción de vivienda en alquiler en España, según el Banco de España, como “la reducción de los tipos de interés de los préstamos hipotecarios en los últimos años, y en especial tras 1995, y el proceso de liberalización del sector bancario (a partir de los años ochenta) que habría facilitado la concesión de créditos para la compra de vivienda“. Junto a ello, cita el boletín “los aumentos esperados en el rendimiento de la vivienda“, basados en el incremento de precios, que habrían incitado a la compra de vivienda a partir de 2002.

Además de estos elementos, existen aspectos institucionales que inciden en el alquiler, como la ineficiencia del sistema judicial en la defensa de los derechos de los arrendadores y arrendatarios y la favorable fiscalidad que tradicionalmente ha tenido la compra de vivienda en España y la escasa atención prestada al alquiler en las políticas de vivienda protegida, indica la entidad.

Tags: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.