El Gobierno incentiva el alquiler y equipara sus deducciones a la compra

El Gobierno ha anunciado que mejorará la deducción al alquiler, al aumentar la renta mínima para poder disfrutarla íntegramente. Además, creará una nueva desgravación por obras en la vivienda habitual, según ha anunciado la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado. Ambas medidas están integradas en la nueva Ley de Economía Sostenible que ha lanzado el Ejecutivo.

La normativa, cuyo anteproyecto aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes y de la que dio cuenta Salgado, pretende incentivar el alquiler y equiparar sus deducciones a las de la compra, de forma que mejorarán los límites de renta que tienen derecho a deducirlo en su declaración.

Así, un inquilino podrá deducirse el máximo de la renta abonada si sus ingresos ascienden hasta los 17.707 euros -misma cifra que por la compra de casa-. Hoy, sólo los que cobran menos de 12.000 euros pueden desgravarse el tope (el 10,05% sobre 9.015 euros como mucho).

Mejoras del lado del arrendador

También mejorarán los incentivos fiscales para los arrendadores, con la intención de animar a poner en el mercado las viviendas desocupadas. Además, según los datos facilitados por el Ministerio, mejoran las condiciones fiscales para los arrendadores, que podrán deducirse hasta el 60% -frente el 50% actual- por los rendimientos de su alquiler.

Igualmente, se prevé reducir de 35 a 30 años la edad máxima que debe tener el inquilino para que su arrendador pueda disfrutar de una deducción del 100%, con el objetivo de incentivar el alquiler para los más jóvenes. No obstante, aquellos propietarios que alquilen a un menor de 35 años antes del 31 de diciembre de 2010 conservarán la exención del 100% hasta que su inquilino cumpla esa edad.

Deducción por obras

Por otro lado, la ministra de Economía ha explicado que la deducción para las obras en la vivienda habitual será del 10% para un máximo de 3.000 euros al año, es decir, cada contribuyente podrá deducirse hasta 300 euros cada ejercicio. El límite total del gasto deducible por vivienda será de 10.000 euros y esta medida se aplicará para las obras que se realicen hasta finales de 2012.

Las obras deducibles tendrán en cualquier caso condiciones, y así deberán promover la eficiencia energética, el uso del agua o a la adaptación para personas con movilidad reducida. Además, para impulsar la rehabilitación, se pretende reformar la Ley Hipotecaria para que los créditos refaccionarios -los destinados a financiar obras en edificios- puedan contar con garantías similares a los hipotecarios.

Deducción por compra: “tocada”

Salgado ha confirmado además que la deducción por la compra de vivienda se elimina para todas las rentas con una base imponible superior a 24.107 euros y se mantiene íntegra para aquellas por debajo de 17.707. También habrá deducción para las rentas incluidas entre estas dos bases imponibles, aunque será gradual -menor a medida que la renta aumenta-.

La vicepresidenta del Gobierno ha vuelto a defender la decisión ya anunciada por Gobierno de suprimir la deducción porque, en su opinión, también ha influido en el “crecimiento insostenible” del sector de la construcción en los últimos años. En cualquier caso, quienes compren una vivienda antes del 31 de diciembre de 2010 podrán seguir teniendo las deducciones del sistema actual.

Según ha informado la ministra en la rueda de prensa, el coste que las nuevas deducciones tendrá para la hacienda pública será de 800 millones de euros, aunque esta pérdida de ingresos se computará en 2011, y no el año que viene. En este sentido, ha indicado que las deducciones se podrán aplicar a partir de la segunda mitad del año que viene, cuando se haya aprobado definitivamente la ley.

Añadió que esta pérdida de ingresos para las arcas públicas se compensará con la mayor entrada de otros en concepto de IVA o IRPF que el Gobierno espera tener para entonces en consonancia con la recuperación económica.

Tags: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.