El precio de la vivienda en España dejará de caer en 2015

La agencia Standard & Poor’s ha mejorado sus expectativas sobre la evolución de los precios de la vivienda en España, que bajarán un 2% este año y se estancarán en 2015, ante la incipiente recuperación de la economía del país y la entrada de inversores extranjeros, aunque advierte de que aún no espera una recuperación del sector inmobiliario.

“En España, que ha http://thechildrenstrust.org/buy-cialis-cost registrado una de las mayores correcciones, creemos que la bajada de precios se desacelerará este año gracias a la mejora de las condiciones económicas y el aumento de la demanda por parte de inversores extranjeros“, señala la agencia en un informe sobre el sector inmobiliario en Europa.

En este sentido, la agencia destaca que España ha ganado competitividad gracias a las reformas estructurales adoptadas y al ajuste de los costes laborales unitarios, lo http://mnbiofuels.org/cialis-online-drugstore que ha permitido un rápido incremento de las exportaciones.

Asimismo, apunta que la correción en el sector de la construcción parece haber llegado a su fin y ahora tiene un peso del 9,8% en el PIB, frente al 22,3% que llegó a alcanzar a finales de 2006, un nivel inferior al observado durante la gestación de la burbuja inmobiliaria, lo que ha reducido la cuota del sector de la construcción en el empleo hasta el 6% en septiembre de 2013 desde el 14,4% en 2007.

De este modo, los analistas de S&P han moderado sus previsiones de caída de precios en 2014, hasta el 2% desde el 5% previsto inicialmente, mientras que para 2015 esperan que los precios no experimenten caídas y se mantengan estables, cuando antes auguraban un descenso del 1%.
La oferta supera la demanda

No obstante, S&P subraya que no piensa que el sector haya llegado a un punto de inflexión todavía en España, puesto que la oferta de vivienda continúa superando significativamente a la demanda, mientras que las condiciones de acceso al crédito siguen siendo restrictivas.

Así, los autores del informe señalan que, a pesar de la desaceleración de la caída de precios registrada recientemente, la recuperación aún no se ha materializado, porque las subidas de precios apenas se circunscriben a sólo cuatro comunidades autónomas, particularmente en regiones como Baleares, donde la oferta de vivienda es escasa y existe una fuerte demanda extranjera, protagonista de un creciente número de transacciones en España.

El documento subraya además que “los fundamentales tras el mercado inmobiliario siguen siendo desfavorables”, puesto que desde el lado de la demanda el elevado desempleo deprime los ingresos disponibles y frena la compra de vivienda.

Asimismo, S&P advierte de que el nivel de endeudamiento de los hogares españoles se está reduciendo lentamente, mientras que la caída del precio de la vivienda registrada añade aún más presión sobre las familias sobreendeudadas, lastrando el consumo y provocando un aumento de la ratio de mora bancaria, lo que, a su vez, lleva a una restricción de la concesión de préstamos por parte de las entidades.

Desde el lado de la oferta, S&P señala que el “stock” de viviendas nuevas a la venta sigue siendo muy alto y arroja dudas sobre una recuperación sostenida de los precios.

“El mercado inmobiliario español aún parece estar sobrevalorado entre un 12% y un 20% en relación con los ingresos, las rentas y la media a largo plazo”, apunta la agencia.

Asimismo, los autores del informe destacan que las proyecciones demográficas para España representan otro lastre para el sector de la vivienda en el país, que podría perder 2,6 millones de habitantes a lo largo de la próxima década.

“Un hundimiento de la población claramente limitaría cualquier incremento de la demanda de vivienda en la próxima década”, advierte S&P.

Fitch: “tocarán fondo” en 2015

Por su parte, la agencia de calificación crediticia Fitch coincide también en que los precios de la vivienda seguirán cayendo en España por un excedente de oferta, así como por las ventas de los bancos con grandes descuentos y las operaciones de la Sareb, para después “tocar fondo en 2015″ en la medida que unas condiciones más asequibles impulsen la demanda.

“A pesar de las desaceleración de la caída de los precios de la vivienda, Fitch prevé que sigan bajando durante 2014 y toquen fondo en 2015″, asegura la agencia en un informe sobre el mercado inmobiliario e hipotecario global. En concreto, explica que este descenso se verá impulsado por el excedente de viviendas, que se calcula supera el millón de unidades. Además, se mantendrá la tendencia mostrada por los bancos este 2013 de estar más dispuestos a deshacerse de sus activos inmobiliarios con grandes descuentos.

Asimismo, a esto se ha sumado el inicio de la actividad comercial de la sociedad gestora de activos Sareb a mediados de 2013, que continuará aportando “presiones significativas” a los precios de la vivienda.

Por otra parte, cree que el ratio de morosidad continuará aumentando en el corto plazo tras el “fuerte repunte de 2013″, mientras persista la débil dinámica del mercado laboral y los volúmenes hipotecarios sigan cayendo. En su opinión, este ratio tocará techo en 2015, a medida que descienda gradualmente el paro.

Sin embargo, advierte de que el mercado hipotecario es “altamente vulnerable” a un aumento de los tipos de interés, ya que la mayoría de las hipotecas están vinculadas al Euríbor, que se encuentra actualmente en mínimos históricos, pero podría aumentar en el medio o largo plazo.

Tags: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.