Piden recurrir al arbitraje como verdadero “desahucio exprés”

La Asociación para el Fomento de Alquiler y Acceso a la Vivienda ha pedido al futuro Gobierno de España medidas concretas que agilicen los contenciosos por morosidad mediante la vía del arbitraje.

En opinión de Arrenta, el nuevo presidente tiene una oportunidad perfecta para dar solución a uno de los problemas que sufre el mercado de vivienda español: el miedo de los propietarios a la morosidad de sus inquilinos, incrementado aun más con la crisis, que no permite que se amplíe y dinamice la oferta de alquileres al nivel de otros países de nuestro entorno.

Para ello le ha solicitado una serie de medidas urgentes que pasan por potenciar la figura del arbitraje como verdadero “desahucio exprés”, así como por crear en las principales capitales de provincia (Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia o Bilbao, entre otras) juzgados especiales para la ejecución de los laudos arbitrales, como sucede con el Juzgado de Primera Instancia 101 en Madrid.

Solución entre 45 y 60 días

El objetivo es conseguir, a través de los procedimientos de arbitraje, que estos conflictos se solucionen en una media de entre 45 y 60 días.  “Apostamos por dar potestad al árbitro para que, en el momento en el que reciba un expediente de desahucio, pueda pedir al juzgado, como medida cautelar, que marque una fecha para el desalojo del inquilino moroso”, explica el Gerente de Arrenta, Carlos Ruiz, para quien esta medida permitiría acortar entre 2 y 3 meses el proceso.

“De esta manera, independientemente del resultado del arbitraje o de si finalmente hay solución amistosa, habría una fecha concreta para el lanzamiento, que podría mantenerse o anularse en caso de que casero e inquilino alcancen un acuerdo”, continúa Ruiz.

Colaboración entre Justicia y Arbitraje

En esa misma línea, Arrenta apuesta por incrementar la colaboración entre jueces y árbitros mediante reuniones periódicas con el objetivo de avanzar en la reducción de los tiempos para la resolución de conflictos.

Además, Arrenta ha propuesto al nuevo Gobierno que trabaje en la puesta en marcha de juzgados especiales para procesos de arbitraje en las principales capitales de provincia. El modelo sería el Juzgado de Primera Instancia 101 de Madrid, al que van a parar los laudos que se emiten en la Capital. “Con esta medida estaríamos ganando también un tiempo precioso a la hora de solucionar contenciosos de este tipo, dado que se trataría de juzgados especiales que estarían habituados a recibir arbitrajes y que agilizarían mucho los procesos, como sucede con el 101 de Madrid”, explica Carlos Ruiz.

Paralelamente, la Asociación para el fomento del alquiler cree necesario un incremento de los medios de apoyo en los juzgados con el objetivo de agilizar los desalojos de inquilinos morosos. “No olvidemos que hasta un 80% de los desahucios se demoran en el tiempo a causa del retraso en las notificaciones, lo cual queda directamente solucionado a través del arbitraje”, insiste el gerente de Arrenta.

Tags: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.