“Confusión y compromisos vagos” de los partidos en materia de vivienda

El PSOE ofrece soluciones insuficientes y populistas y el PP se contradice”. Comienza la campaña electoral y la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España (Adicae) ha realizado un primer análisis de los programas electorales de una decena de partidos en materia hipotecaria. “La problemática se recoge en casi todos ellos, eso sí de formas bien distintas. En general, las propuestas son poco claras y más mediáticas que prácticas“, señalan desde la asociación.

Las profundas y graves carencias de la legislación hipotecaria española han quedado en evidencia con la crisis, así como los continuos y variados abusos de la banca a los consumidores en este ámbito. Sin embargo, Adicae considera que las propuestas de los partidos en materia hipotecaria son, en general, confusas y parecen buscar más el impacto en los medios de comunicación que soluciones reales a la complicada situación que viven miles de familias en nuestro país.

La mayor parte de las medidas planteadas giran en torno al procedimiento ejecutivo, que comienza con el impago y la negociación, continúa con el embargo y finaliza en desahucio. Son menos las propuestas dirigidas a corregir el sobreendeudamiento familiar, relacionadas con lo que se denomina “procedimiento concursal”, por el que se puede flexibilizar las obligaciones recogidas en el préstamo hipotecario y acordar un plan de pagos.

El PSOE ofrece soluciones insuficientes y populistas
El PSOE dedica un apartado a la ‘Prevención y protección frente a las situaciones de sobreendeudamiento de los particulares y a los embargos hipotecarios’, donde plantea una serie de propuestas para “solucionar”  el problema de los embargos hipotecarios, y entre estas propuestas destaca la “dación en pago pactada equilibradamente”. De entrada, señala Asicae “el PSOE olvida completamente que el “pacto” entre banco y  consumidor que no puede pagar su préstamo es lo que ha venido sucediendo hasta ahora, con el resultado de un crecimiento exponencial de los embargos. Y es que los bancos nunca pactan con sus clientes, sino que imponen sus condiciones”. En cambio, sí prevé el PSOE la obligatoriedad para la banca a la hora de ofrecer “productos hipotecarios en los que la garantía se limite al bien hipotecado”. No dice nada sobre cómo serán estos productos, su coste y cómo se va a obligar a los bancos a proporcionar estas hipotecas, pero lo grave es que esta propuesta es solo para nuevas hipotecas y olvida a los consumidores en grave riesgo de perder su vivienda.

Las medidas que viene proponiendo la banca para “reformar” la normativa que regula los embargos han tenido cabida  en el programa electoral del PSOE. Estas medidas ya fueron en su día anunciadas públicamente por las patronales de bancos y cajas y el PSOE ha tomado buena nota. Adicae las califica como “reformas anecdóticas que sirven para mantener los injustos privilegios de bancos y cajas ante los embargos hipotecarios y, desde luego, completamente nulas para proteger a las familias. Entre estas medidas se encuentra la de impulsar la ‘subasta telemática’, incrementar la información de la misma, ampliar la presencia de subasteros, etc., son algunos ejemplos de unas propuestas ineficientes para cientos de miles de familias que se enfrentan al riesgo de perder su vivienda”.

Contradicciones en el programa del Partido Popular
El Partido Popular combina propuestas meramente instrumentales (“subasta electrónica”) con otras, en principio, de mayor calado, como elevar “el porcentaje del valor de tasación por el cual la entidad financiera pueda adjudicarse el inmueble” explica . No obstante, se explica en el análisis, esta propuesta contrasta con otras que plantea más adelante en el programa como “el fortalecimiento de los títulos ejecutivos” (la hipoteca es un título ejecutivo), lo que supone reforzar las facultades del banco. Una punto en el que la Asociación de Usuarios de Bancos se pregunta cómo pueden compaginarse estas medidas tan contradictorias entre sí.

Izquierda Unida confunde desahucios con embargos
Para Adicae Izquierda Unida habla, confusamente, de una moratoria que suspenda los desahucios (lo que supone un error, puesto que llegados al desahucio la titularidad del inmueble ya ha cambiado, por lo que moratoria debe darse antes, para evitar la pérdida de un derecho social). Se habla también de una moratoria de pago de hipotecas para desempleados, pero ¿qué pasa con quienes están de baja por enfermedad, separados y otros consumidores en situación crítica?

Izquierda Unida plantea también una nueva ley hipotecaria  y la dación en pago (de carácter retroactivo, pero sin concretar siquiera unos rasgos mínimos y coherentes, que no den la apariencia de mero marketing). Además, señalan desde la Asociación, hay errores de apreciación en una propuesta: “La dación en pago incluirá a todas aquellas personas que han sido desahuciadas de sus casas o están en trámites de desahucio como consecuencia de la crisis económica, a las que se les anulará la deuda hipotecaria”. Si han sido ya desahuciadas (y, por tanto, entregada la casa a su nuevo dueño), ¿cómo hablar de dación en pago? Y ¿qué es eso de anular la deuda hipotecaria? En todo caso, hablaríamos de extinción de la deuda por entrega de la vivienda. Parece que Izquierda Unida no ha llegado a comprender o asumir toda la complejidad del problema hipotecario en sus propuestas.

Tags: , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.