Reclaman una ley de efectos retroactivos que pare los desahucios

UGT-Madrid reclama al Gobierno una ley de efectos retroactivos que pare los desahucios, ante el imparable crecimiento de estos. Las ejecuciones hipotecarias volvieron a marcar un máximo en 2010 (93.622 ejecuciones hipotecarias), y “es previsible que los desahucios y lanzamientos hipotecarios crezcan con fuerza en 2011“, señala el sindicato.

Los procedimientos de desahucio y lanzamientos hipotecarios iniciados en los juzgados españoles alcanzaron su máximo en el primer trimestre del año al elevarse a 15.491, un 36,3% más que en el mismo período del año anterior, según un informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Estos procesos, que en muchas ocasiones siguen a las ejecuciones hipotecarias solicitadas por las entidades financieras, apuntan a que pueden dispararse en 2011 tras el récord de 2010, cuando ascendieron a 47.809. El informe del CGPJ señala que los desahucios y lanzamientos hipotecarios reflejan con retardo la recesión, porque son un segundo paso tras las ejecuciones hipotecarias, que permiten a la banca subastar o quedarse con inmuebles (por el 50% del valor de tasación) ante el impago de los préstamos hipotecarios. Por ello, la tendencia previsible es que se incrementen.

Ante todo ello UGT-Madrid ha reclamado una ley de efectos retroactivos para parar procedimientos de este tipo además de la promulgación de una ley autonómica que proteja del sobreendeudamiento y la insolvencia a las familias en su calidad de consumidoras. En ella -señala- se debe otorgar al juez la posibilidad de analizar la deuda y si esta se originó de forma involuntaria o por causas ajenas al deudor, actuando en este caso sobre la posibilidad de reducirla, elevar los plazos de pago o, en casos tasados en la ley, declararla extinguida; por ejemplo, cuando se acreditara que la adjudicación del prestamos presentaba evidencias de difícil o imposible cobro por inestabilidad de los ingresos.

Por otra parte, el sindicato ve necesario limitar el plazo de endeudamiento hipotecario a 25 años; así como la cuantía del préstamo hasta un máximo del 75% del valor del bien inmueble. Por último, UGT-Madrid igualmente considera necesario que la vivienda sea la única garantía hipotecaria y, asimismo, que la ley contra el sobreendeudamiento y la insolvencia, regule un régimen de alquiler impropio para situaciones de impago, con carácter retroactivo, por tanto, aplicable a las hipotecas ya constituidas y a las futuras.

Ante situaciones de impago solo se tiene la opción de la ejecución hipotecaria y previsiblemente el desahucio. UGT-Madrid sugiere que debiera diferenciarse entre los deudores que tienen responsabilidades familiares a cargo y lo son de buena fe (no pueden pagar por circunstancias sobrevenidas: crisis financiera o económica o desempleo), de aquellos otros que no quieren pagar. Para los primeros consideramos que, por responsabilidad social, la mejor alternativa es que sigan habitando la vivienda ofreciendo como fórmula un alquiler impropio y una espera, con una mensualidad ajustada a la situación, cuya cantidad, superada la situación de insolvencia, la entidad financiera descontaría del capital pendiente en cuantía acordada previamente por las partes.

Madrid, a la cabeza
En relación a la comunidad de Madrid, desde 2008 hasta el primer trimestre de 2011, se han presentado 29.550 ejecuciones hipotecarias (6.501 en 2008; 10.655 en 2009; 10.276 en 2010 y 2.118 en el primer trimestre de 2011), lo que la convierte en la cuarta Comunidad de España en presentación de ejecuciones hipotecarias, solo por detrás de Andalucía, Cataluña y Valencia.

En desahucios y lanzamientos hipotecarios, Madrid ocupa el segundo lugar en términos absolutos, solo por detrás de Valencia, con 20.556 (3.878 en 2008; 5.222 en 2009, 8.919 en 2010 y 2.537 en el primer trimestre de 2011), frente a los 24.694 de la segunda. Sin embargo, es la primera Comunidad en términos relativos. Es decir, en Madrid el 69,56%, o lo que es lo mismo 7 de cada 10, de los procedimientos de ejecuciones hipotecarias presentados terminan en desahucio.
 
Por otro lado, de mantenerse los datos del primer trimestre para todo 2011, la Comunidad de Madrid por sí sola sobrepasaría ampliamente los 10.000 desahucios y registraría un record histórico.

Tags: , , , , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.