Nuevas formas para aprovechar el espacio urbano

La exposición ‘Rehabitar en nueve episodios’ propone nuevas formas para aprovechar el espacio urbano. La Arquería de Nuevos Ministerios de Madrid acoge hasta el 26 de diciembre los capítulos 3 y 4 de la exposición Rehabitar en nueve episodios. La nueva muestra se divide en dos apartados: Rehabitar la calle (3) y Rehabitar las plantas bajas (4). Esta exposición va a formar parte del programa de actividades de la Noche en Blanco que se celebra el próximo 11 de septiembre en Madrid. Con motivo de esta fiesta cultural, la Arquería va a tener un horario de apertura especial entre las 21 horas y las 3 horas.

Organizada por el Ministerio de Vivienda, la exposición es, tanto en su diseño como en los contenidos, resultado del trabajo llevado a cabo por el grupo de investigación Habitar, del departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Universidad Politécnica de Cataluña.

Rehabitar la calle es un ensayo que tiene como objetivo el aprovechamiento del espacio urbano para devolverle su carácter de lugar público, reflexionando a su vez sobre los usos que pueden desarrollarse y sobre la recuperación de otros espacios que se han abandonado. La idea de partida es que, por lo general, en las calles de las ciudades abundan elementos poco domésticos, como el asfalto, las farolas, los coches; lo que sería el lenguaje propio de una infraestructura. Ante esto, se propone domesticar la calle, lo que significa alejarla de la configuración de infraestructura y acercarla mediante elementos y actividades a su condición de lugar, asumiendo toda la complejidad que este concepto supone. En este sentido, si domesticar proviene de domus, casa en latín, podríamos decir que una calle domesticada es aquella en la que uno se siente como en casa.

El grupo Habitar propone “la aceptación sin complejos de un desorden aparente que no es más que la expresión de nuestra convivencia”. En este sentido, aclaran que “conseguir domesticar la calle no requiere ni demasiadas obras ni demasiados gastos. Defendemos el uso de la prueba antes que las caras y molestas reformas que nos asolan constantemente”. “Para probar nuestras experiencias sólo se necesita sentido crítico, voluntad y un par de conos, quizá, para cortar el tráfico”, concluyen.

Tags: , , , , ,

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.